🎧 Escúchenos en audio real

Estándares de calidad avalan proceso del pescado en Cienfuegos

A pesar de contar con sus líneas de procesamiento del pescado totalmente manufacturadas, las altas exigencias en el control de la calidad permiten a la Empresa Pesquera Industrial de Cienfuegos (EPICIEM) marcar pautas para la exportación y el mercado interno, y ganar espacio en la venidera Feria Internacional Exposur 2023.

A la cita, que tendrá lugar en el recinto del Hotel Pasacaballos, entre el 14 y 17 de septiembre,  EPICIEM ocupará su stand y además asistirá como patrocinadora del evento comercial.

Precisamente, la inspección en el beneficio del pescado de la entidad cienfueguera se ha tornado cada vez más exigente, a tono con las leyes y reglamentos que respaldan la inocuidad de los alimentos en Cuba.

Tamara Rivero Sánchez, directora de la Calidad en EPICIEN, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que  esa empresa cuenta con un sistema de gestión integrado de calidad, inocuidad y medio ambiente, basado en las normas cubanas ISO 9001, la 14001 y también la norma cubana 136.

Indicó que ese régimen se aplica a todos los procesos y  actividades en la empresa y está certificado por la Oficina Nacional de Normalización con alcance en la captura, el procesamiento y la comercialización del camarón marino,  así como la gestión administrativa de la oficina central.

Desde el año 2013 transitan por nuevas normas de control, lo cual ha permitido implantar el método en todas las áreas, cumplir los requisitos legales aplicables a sus técnicas y satisfacer las necesidades de sus clientes, aseguró la especialista.

Este sistema de gestión no va solo a medir los indicadores del producto final con la satisfacción del cliente, dijo, sino que atendemos la cadena productiva, con un orden  y una organización que tributa desde la zona de pesca hasta la empresa.

   “De ahí que nos referimos a la producción primaria desde los cultivos intensivos y extensivos, la obtención de alevines en la acuicultura, así como la captura del camarón y la pesca de las especies de escama.

“Incluimos además en esos controles los requerimientos de cada departamento, ya sea de capital humano, gestión de la dirección de procesos de apoyo, como los de compra, servicios técnicos, aseguramiento energético o de protección al medio ambiente”.

Alberto González Rosabal, ingeniero industrial y responsabilizado con la gestión de la calidad en el área de industria, reconoció que aún mantienen un nivel alto en la labor manufacturada de la empresa.

   “Por ello somos más rigurosos con esas tareas, y tenemos los procedimientos implantados para el examen desde el inicio, con la entrada de la materia prima, a fin de comprobar la frescura del pescado, la temperatura, procedencia, el aspecto general durante el examen físico, lo cual te da entonces la medida de qué obtendrás al final.

“Si es filete, camarón, o alguno de los renglones  alternativos con salsa o condimentos, se verifican todos antes de conformar el surtido final”, explicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *