🎧 Escúchenos en audio real

Adoptan medidas operacionales en la distribución de combustible

Adoptan medidas operacionales en la distribución de combustible

Medidas operacionales como la de asegurar desde La Habana y Cienfuegos los llamados combustibles claros, para mantener los servicios en servicentros y otras entidades, se adoptaron ante la imposibilidad de continuar recibiéndolos ahora desde la Empresa Comercializadora del vital producto en Matanzas, según una fuente autorizada.

El ingeniero Asbel Leal Benavidez, director de Comercio y Suministro de la Unión Cubapetróleo, explicó a la televisión cubana que ello responde a la seria afectación ocasionada por el incendio de grandes proporciones que se intenta controlar en la base de supertanqueros de la zona industrial de la ciudad yumurina, cuya terminal es de gran importancia para la logística nacional.

Precisó que con los medios de transporte de la mencionada entidad matancera se asumirá esa distribución, en tanto se buscan variantes con vistas a garantizar la de los combustibles oscuros destinados a las centrales termoeléctricas del país.

El siniestro comenzó el viernes a las 6:45 de la tarde cuando una descarga eléctrica en la mencionada base de supertanqueros dañó el tanque Número 52, que en ese momento se hallaba al 50 por ciento de su llenado con crudo nacional mejorado, y las llamas afectaron el Numero 51 con fuol oil, ante lo cual se decidió interrumpir el servicio eléctrico.

Pero al decir del especialista ante el impacto del fuego “no tenemos mucho tiempo y debemos buscar otras soluciones urgentes”.

Leal Benavidez subrayó que la termoeléctrica Antonio Guiteras, aun cuando pese a su cercanía al lugar del accidente no corre peligro solo dispone de reserva de combustible para 48 horas, por lo cual se buscan variantes, además de recordar que otra central, la Ernesto Che Guevara, en Santa Cruz del Norte, también recibía crudo desde la Comercializadora yumurina.

El directivo de la Unión Cubapetróleo explicó que otra de las medidas operacionales adoptadas fue la de retirar los buques que operaban en el puerto de Matanzas, como prevención, ante cualquier intento de propagación del siniestro a la rada.

Hemos enfrentado incendios, pero no de esta magnitud, dijo el ingeniero en alusión a afectaciones en dos grandes tanques con combustibles, de ocho en línea en ese lugar, y sobre los cuales no solo actúan los bomberos sino helicópteros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, en tanto Cuba solicitó asesoría de países amigos con experiencias en este tipo de desastres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + tres =