4 de diciembre de 2021
Tras la apertura gradual de sus fronteras, Cuba continuará priorizando la salud de la población

Tras la apertura gradual de sus fronteras, Cuba continuará priorizando la salud de la población

Tras la apertura gradual de sus fronteras, a partir del 15 de noviembre próximo, Cuba seguirá priorizando la salud de la población, afirmó María del Carmen Orellana, viceministra primera de Turismo.

La titular, al frente de la delegación de la mayor de las Antillas que participa en la edición 27 de la Feria Internacional de Turismo Leisure, explicó a Prensa Latina que las nuevas medidas anunciadas por el Ministerio del Turismo, referidas a la flexibilización de los protocolos higiénico-sanitarios a la llegada de los viajeros al país, no se basaron en una decisión tomada a la ligera.

Ha sido analizada por científicos, médicos y autoridades de los ministerios de Salud Pública, Transporte y Turismo de Cuba, dijo Orellana.

Señaló que el país abrirá sus fronteras de manera gradual a mediados de noviembre, teniendo en cuenta el avance en el proceso de vacunación y la efectividad demostrada de la campaña de inmunización.

Asimismo, llamó la atención sobre las perspectivas nacionales de que más del 90 por ciento de toda la población cubana concluirá los calendarios de vacunación en ese mes.

Decidimos recibir a los turistas por lo que significa para que la economía nacional pueda avanzar, y el anuncio se hizo ahora para que los turoperadores se preparen y puedan iniciar sus ventas, comentó.

Sobre la importancia del turismo ruso para Cuba, recordó que desde 2017 los vacacionistas de la nación euroasiática comenzaron a desempeñar un papel importante en los niveles de llegadas de visitantes a la Isla.

Advirtió que con la apertura de Cayo Coco y Varadero, en medio de la pandemia de COVID-19, el turismo ruso se convirtió en el principal mercado emisor y este año se han recibido más de 100 mil visitantes de ese destino.

Orellana destacó que Cuba participa en la feria de Moscú para demostrar y darle confianza a los turoperadores, agentes de turismo y de viajes rusos y para que sepan que pueden seguir contando con el país.

Acerca de la posibilidad de que con la apertura de noviembre se abran nuevos destinos hacia el territorio nacional, la funcionaria apuntó que la decisión de abrir las fronteras implica que se permitirá la movilidad.

Podrán abrirse otras excursiones, no solo las que se venden en Varadero y Cayo Coco, y poco a poco seguiremos flexibilizando las medidas e incrementando las acciones turísticas, expresó.

La viceministra primera de Turismo comentó que durante la esta etapa pandémica el país renovó las instalaciones turísticas y se diseñaron productos más innovadores, teniendo en cuenta la cultura, la historia y el patrimonio de Cuba.

Enfatizó que el turismo avanzará sin abandonar los protocolos sanitarios y epidemiológicos establecidos para todas las instalaciones, y se mantendrán los servicios médicos durante 24 horas, con un seguimiento de los viajeros.

Estamos buscando tecnología para detectar cualquier síntoma y poder actuar con tiempo, mantendremos el aislamiento de las personas que detectamos con problemas, que su salud peligre por el contagio, declaró.

Orellana aseguró que el principal objetivo es brindarles a los visitantes un país cada vez más seguro y preservar la salud del pueblo cubano.(Tomado de Cubasí)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *