17 de enero de 2022
La cumbre entre Joe Biden y Vladímir Putin

Ratifican Putin y Biden voluntad de mejorar relaciones bilaterales

Con el anuncio del regreso de sus respectivos embajadores, Rusia y Estados Unidos iniciaron una nueva etapa en su relación bilateral, no obstante, persisten diferencias en temas estratégicas pero existe voluntad de ambos jefes de Estados de limar asperezas.

Tras la cumbre en Ginebra, Suiza, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció este miércoles que acordó con su homólogo estadounidense, Joe Biden, del regreso de sus respectivos embajadores, tras el primer encuentro que realizan ambos mandatarios en Ginebra, Suiza.

En rueda de prensa, al término de la cumbre con Biden, el jefe de Estado ruso comunicó que «en cuanto al regreso de los embajadores a sus lugares de trabajo (…) coincidimos en que este problema está resuelto, están regresando a los lugares de su servicio permanente».

Asimismo, el presidente ruso señaló que tras el encuentro el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia y el Departamento de Estado de EE.UU. «iniciarán consultas sobre toda la agenda de interacción diplomática».

«Hay muchos asuntos pendientes», indicó Putin y sostuvo que «ambas partes (…) estamos dispuestas a encontrar soluciones», añadió el mandatario tras una reunión de más de cuatro horas en la Villa La Grange en Ginebra (Suiza).

Adelantó que Rusia y EE.UU. comenzarán consultas sobre la estabilidad estratégica y la ciberseguridad.

El objetivo de la cumbre era realizar un cara a cara entre ambos jefes de Estados, luego que Biden asumió la Presidencia de EE.UU. en enero pasado, y bajar las tensiones que se produjeron durante la pasada administración de Donald Trump, y las recientes declaraciones polémicas del actual residente de la Casa Blanca

Ambos jefes de Estado repasaron una serie de temas de su seguridad bilateral, asi como más polémicos como el caso de la relación Rusia-Ucrania, el del opositor Navaini, intercambios de prisioneros, ciberseguridad, entre otros.

Biden destaca que la reunión fue positiva pese a las diferencias existentes

En su momento, luego que Putin concluyera su participación con la prensa internacional, el mandatario Joe Biden, en un lugar diferente al que estuvo su colega ruso, declaró que la reunión fue positiva sin tensiones con temas puntuales a resolver lo más pronto posible.

La comunicación ahora debe ser directa para dar prioridad a los intereses de nuestros países, indicó el mandatario ruso.

En cuanto a la relación entre EE.UU. y Rusia, el mandatario estadounidense afirmó que tiene que ser predecible y estable. La agenda del país norteamericano no está contra Rusia, le aseguró a su par ruso.

EE.UU. resolverá en un plazo de entre seis meses y dos años si tendrá un diálogo estratégico con Rusia, señaló el presidente estadounidense. «No está en los intereses de Rusia ni de EE.UU. una nueva guerra fría», aseveró.
Rusia y EE.UU. adoptan declaración en materia de seguridad estratégica

Los presidentes de Rusia y Estados Unidos adoptaron una declaración conjunta en la que constataron que sus países son capaces de lograr, incluso en períodos de tensión, avances en materia de seguridad estratégica.

El documento subraya que «Rusia y EE.UU. han demostrado que aun en periodos de tensión son capaces de lograr progresos en el cumplimiento de objetivos comunes para garantizar la predictibilidad en el ámbito estratégico, disminuir los riesgos de conflicto armados y la amenaza de una guerra nuclear».

«La reciente prolongación del tratado START III es una muestra de nuestro apego al control de las armas nucleares. Hoy reafirmamos nuestro apego al principio según cual en una guerra nuclear no puede haber vencedores y nunca esta debe ser desatada», añade la declaración, de tres párrafos, difundida por la Presidencia de Rusia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *