26 de octubre de 2021
Misión Milagro, luz de esperanza para millones en el mundo

Misión Milagro: luz de esperanza para millones en el mundo

Durante 17 años más de tres millones 177 mil personas de 34 países han recuperado la visión o mejoraron su calidad de salud ocular a través de la Misión Milagro u Operación Milagro, programa profundamente humanista impulsado por los líderes políticos Fidel Castro y Hugo Chávez y defendido con dedicación por los profesionales de la Mayor de las Antillas.

El doctor Reinaldo Ríos Caso, fundador y asesor de la Operación Milagro, contó que el reconocido Instituto Cubano Oftalmológico Ramón Pando Ferrer se encontraba en reparación capital cuando el líder histórico de la Revolución Cubana lo visitó el 9 de julio de 2004, día que marcó el inicio de esta obra de amor.

“Era el peor momento”, aún así los oftalmólogos cubanos estaban dispuestos a emprender el proyecto que, en un inicio, atendería a 400 venezolanos, dijo el también fundador del Centro de Microcirugía Ocular del hospital.

Los primeros 50 pacientes, que se beneficiaron con el proceder quirúrgico, llegaron el 8 de julio al ser diagnosticados sus problemas visuales por los médicos de la Misión Barrio Adentro y el día 10 comenzaron las operaciones.

En poco tiempo los profesionales de la Isla superaron las cirugías previstas y tres meses después, 14 mil latinoamericanos se habían atendido tanto en el Pando Ferrer como en centros de las provincias de Holguín y Santiago de Cuba, señaló.

Ante el auge de la idea, en 2005 se desarrolló la Misión Milagro II donde se incorporaron, además, pacientes de la región del Caribe, quienes al igual que los anteriores viajaban con un acompañante al que también se le trataban sus problemas de salud.

El profesor consultante del Pando Ferrer manifestó que existían pocos médicos en el equipo que atendía cataratas y se decidió reforzar con oftalmólogos de otras instituciones, provincias del país y algunos que se encontraban en el extranjero, lo que permitió atender miles de personas.

A partir del 2006 empezaron a crearse centros oftalmológicos en 15 países de América Latina, el Caribe y África a donde se enviaron equipos de diagnóstico y tratamiento quirúrgico,  a la vez que se desarrolló la oftalmología en la nación.

Los principales favorecidos con la Misión Milagro resultaron los pacientes cubanos a partir de la apertura de servicios en todo el país y la formación de oftalmólogos, optometristas, enfermeros especializados e ingenieros en electromedicina, manifestó Ríos Caso.

El especialista, quien fuera jefe del grupo nacional de Oftalmología del Ministerio de Salud Pública, afirmó que la Misión contribuyó a que se introdujeran nuevas técnicas, equipamientos y se recuperaron estructuras sanitarias, solo en el Pando Ferrer se construyeron 20 salones de operaciones.

En 2004 Cuba tenía 619 oftalmólogos y en 2014 la cifra aumentó a mil 914, asimismo, al iniciar la misión solo ocho cirujanos realizaban la cirugía de cataratas por la técnica de facoemulsificación en La Habana, en 2012 se habían capacitados en el proceder 86 oftalmólogos del país y 250 en la técnica de cirugía de cataratas por microincisiones sin sutura.

Las cirugías realizadas en estos años han estado relacionadas principalmente con la catarata −causante del 50 por ciento de la ceguera en Cuba y el mundo y primera afección de ceguera recuperable− y en menor medida se efectuaron operaciones por pterigium (carnosidades), estrabismo, glaucoma y enfermedades de la retina, entre otras.

Ríos Caso insistió en que el éxito de la Misión Milagro radicó en la voluntad política de sus principales impulsores Fidel y Chávez, a quienes se les sumaron otros mandatarios; a lo cual se añadió la abnegación y entrega de especialistas, optometristas, enfermeras y personal de apoyo que durante estos años han trabajado sin descanso para ayudar a millones de personas.

Actualmente, la Isla continúa con la colaboración en varias naciones a través de los centros oftalmológicos creados en América Latina, el Caribe y África, a la vez que apuesta por mantener la calidad de la salud ocular de los cubanos y prevenir la ceguera.

La Organización Mundial de la Salud recomienda realizar tres mil cirugías de cataratas por millón de habitantes, Cuba logró cumplirlas a partir de 2013, resultado que se mantuvo hasta 2019 antes de la llegada de la pandemia de la COVID-19.

De igual forma, se ubica entre los territorios de América Latina con más oftalmólogos por millón de personas y están distribuidos por todo el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *