26 de octubre de 2021
Ministerio de Educación evalúa tres escenarios para dar continuidad al actual curso escolar y el inicio del próximo

Ministerio de Educación evalúa tres escenarios para dar continuidad al actual curso escolar y el inicio del próximo (+Video)

La ministra de Educación y la directora del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas comparecieron este lunes en la Mesa Redonda para brindar información actualizada sobre la continuidad del actual curso escolar en la educación general y el inicio del siguiente (21-22).

Cuando se detuvo el curso los estudiantes habían recibido más del 70% de los contenidos

Al comenzar su intervención en la Mesa Redonda, la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez Cobiella, comentó que, aunque se ha mantenido el contacto con la población de manera permanente por otros espacios, la continuidad del curso escolar es identificada como una de las principales inquietudes.  

Destacó la labor del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas para adaptar las respuestas educativas a las condiciones de la pandemia y su prolongación en el tiempo, “con la utilización de las mejores experiencias pedagógicas, la ciencia y la innovación, enfrentando al unísono los efectos de la crisis económica internacional, agudizada por el recrudecimiento del bloqueo, lo que se ha convertido en uno de los mayores retos asumidos por nuestro organismo”.

La ministra repasó el trabajo durante estos meses, a partir de las orientaciones emitidas por la dirección del país. Entre ellas, el cumplimiento de la estrategia post COVID-19, el control al cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias y la creación de las condiciones de aseguramiento a las mismas, “lo que contribuyó a la solución de algunas situaciones en más de 2 000 instituciones educativas”.

Asimismo, se mantuvo la atención priorizada a los 52 hogares de niños sin amparo familiar, el trabajo a distancia y el funcionamiento de los círculos infantiles y seminternados para las madres trabajadoras, “en los que no se han producido casos de trasmisión”, subrayó.

El curso escolar 19-20 —recordó— se detuvo el 24 de marzo y el 30 del propio mes se iniciaron las actividades docentes televisivas. “Esto fue posible porque contamos con la voluntad política del país, un sistema educativo bien estructurado, con el Instituto Central de Ciencias Pedagógicas, la empresa Cinesoft, el Canal Educativo y fuertes alianzas con las universidades, centros de investigación y los organismos de la administración central del Estado”.

Velázquez Cobiella puntualizó que en ese momento ya los estudiantes habían recibido más del 70% de los contenidos del plan de estudio. Este curso 19-20 se reanudó de manera general en septiembre y para la mayoría de las provincias se inició el curso 20-21 el 2 de noviembre.

“Fue una buena experiencia el sistema de evaluación aplicado, donde los estudiantes demostraron habilidades y creatividad en el desarrollo de los trabajos prácticos y seminarios integradores, en tanto las actividades de presentación y defensa fueron verdaderos acontecimientos para los estudiantes y muchas de las familias”.

Los resultados de los exámenes de ingreso a la Educación Superior “fueron mejores”

En la continuidad de estudio de los egresados de 9no grado —precisó— se alcanzó el 99,96%, lo que representa que solo 45 estudiantes de todo el país no aceptaron la especialidad otorgada, “la cifra más baja en los últimos 10 años”.

Por su parte, la ministra resaltó que los resultados de los exámenes de ingreso a la Educación Superior “fueron mejores que los de cursos anteriores, en particular las asignaturas de Historia y Español”, y aseguró que se mantuvo el rigor, “que no fueron pruebas fáciles”.

La titular destacó en esta etapa el trabajo de la familia, la que ha reforzado su labor educativa y los vínculos con la escuela.

Sobre los los planteamientos, quejas y sugerencias de educandos, docentes y familias, comentó que están vinculados con la continuidad del curso, con énfasis en los grados terminales, el ingreso a los Institutos Preuniversitarios Vocacionales de Ciencias Exactas, “el cual será hará de la misma manera que el curso pasado, por el escalafón”. 

Otros planteamientos tienen que ver con los exámenes de ingreso, el sistema de evaluación, el acceso al portal Cubaeduca, la retrasmisión de las actividades televisivas, el proceso de adquisición de la lectoescritura en el primer grado y la repitencia del curso.

“Estos estados de opinión son analizados diariamente y es indudable que han contribuido a perfeccionar la labor que estamos realizando. Los principales cuadros del ministerio se mantienen activos y responsabilizados con la atención, seguimiento y respuesta a través de los diferentes medios de comunicación y las redes sociales”.

Asimismo, las personas solicitan información sobre el comportamiento de la pandemia, así como los posibles escenarios epidemiológicos y el esquema de vacunación aprobado para el país.

¿Cuáles son las etapas definidas?

Sobre la actual situación del curso en los territorios, informó que se mantiene semanalmente el sistema de videoconferencias con la participación de los principales cuadros de las provincias, de los organismos y organizaciones involucradas.

En la modelación de los posibles escenarios para la culminación del curso 20-21 y el inicio del 21-22, la ministra detalló que se han definido como principios:

  • El cuidado de la salud de educandos y trabajadores y el cumplimiento de las tareas asignadas por los consejos de Defensa provinciales y municipales.
  • La calidad del proceso educativo, aún en los escenarios más complejos.
  • El trabajo integrado entre los organismos formadores y el resto de los Organismos de la Administración Central del Estado.
  • Las acciones que complementen el desarrollo de las actividades docentes televisivas, mediante el uso de correos electrónicos, redes sociales, la radio, los telecentros y las páginas web de las instituciones educativas.
  • La no aplicación de evaluaciones sin antes haber trabajado de forma presencial los contenidos que constituyen elementos esenciales de cada grado y asignatura.
  • El respeto a las vacaciones de los estudiantes y trabajadores, a partir del 23 de julio de 2021.
  • El vínculo con las organizaciones políticas, de masas y estudiantiles, para la atención individualizada a los educandos, con la utilización de las potencialidades de los consejos populares.

“Cumplir con estos principios —dijo— garantiza la coherencia en la implementación del diseño del curso a partir de los diferentes escenarios en correspondencia con la situación epidemiológica de cada territorio”.

La ministra informó entonces que se han definido dos etapas de trabajo. La primera, de abril a julio de 2021, en función de asegurar la continuidad de los servicios educacionales, a partir de la combinación de diferentes modalidades de atención educativa y el trabajo comunitario a nivel de consejos populares, como se viene realizando en la actualidad.

“Continuarán las actividades docentes televisivas hasta el día 2 de julio. Las mismas se hospedan en el sitio del gobierno del Mined y Cubaeduca, se podrá continuar utilizando la aplicación Mi Clase TV para móviles y se mantendrá activo el servicio del Repasador en Línea”, puntualizó.

Esta etapa se distingue por la labor que se realiza en estos momentos a nivel de Consejo Popular, bajo la coordinación de un cuadro o funcionario de la dirección municipal de Educación y con la participación de los maestros, los CDR, la FMC, OPJM, FEEM, que han designado a sus representantes,  así como delegados de las circunscripciones, presidentes de los consejos populares y otros actores comunitarios para la atención a los estudiantes y las familias, “identificando aquellos que necesitan, por diferentes causas, de mayor apoyo, con el objetivo de ofrecer posibles soluciones y orientaciones relacionadas con el proceso educativo, la visualización de las actividades docentes televisivas, de modo que cuando reanude el curso de manera presencial estén en mejores condiciones para la continuidad”.

En este sentido, —comentó— hemos conocido novedosas experiencias de nuestros docentes para mantener la atención a los estudiantes y familias.

La segunda etapa tendrá lugar desde septiembre de 2021 a enero de 2022, en aras de garantizar el cierre del curso escolar 2020-2021 y la preparación e inicio del próximo. “Teniendo en cuenta el comportamiento de la situación epidemiológica y el esquema de vacunación diseñado se prevé el desarrollo de esta etapa de manera presencial”, informó.

“Cuando comience el curso en septiembre se utilizarán las adaptaciones curriculares que han preparado diversos especialistas”, añadió. 

Velázquez Cobiella explicó que para cada una de las etapas se definieron acciones en el orden organizativo, preventivo, de trabajo metodológico, de preparación de directivos y docentes, de trabajo conjunto con las organizaciones políticas, estudiantiles y de masas, así como entre los organismos formadores y el resto de los OACE.

A su vez, se han definido las responsabilidades a nivel de ministerio, provincia, municipio e instituciones educativas. “Este regreso a la nueva normalidad le confiere a la escuela una alta responsabilidad en la organización del proceso educativo en función de atender las diferencias individuales de sus estudiantes y familias”.

Adaptaciones curriculares para garantizar el curso escolar

La Dra. Silvia María Navarro Quintero, directora del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas, valoró que el proceso de implementación del tercer perfeccionamiento del sistema nacional de Educación constituyó un elemento básico que permitió adaptar, en breve tiempo, los curriculum para dar respuesta a la situación generada por la pandemia. 

Resaltó los aportes de los resultados de los cinco tipos de investigaciones (teórica, masiva, profundización, por encargos y consultas) sobre las que se diseñó este proceso.

En el año 2010, comentó Navarro Quintero, se inició “el estudio teórico del currículo, el diagnóstico del currículo actuante, los estudios comparados, entre otros tipos de estudios” que contribuyeron al diagnóstico más exacto y a las propuestas de necesarias modificaciones curriculares.

“Empezó el estudio teórico de los curriculums: qué sucedía en materia de contenido, cómo ajustar y lograr un currículum más revolucionario y más adaptado a los tiempos”.

La directora del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas añadió que el perfeccionamiento, como gran investigación, se ha montado no solo con investigaciones teóricas, sino con investigaciones masivas, donde se seleccionaron 152 instituciones educativas de todos los niveles del país y provincias para probar una concepción curricular que abordara no solo nuevos libros, planes y programas, orientaciones metodológicas y cuadernos de trabajo, sino que también una nueva manera de concebir la escuela  apoyada en todos los factores comunitarios.

La investigación de profundización —otra sobre las cuales se monta el perfeccionamiento— permite profundizar en aquellos puntos críticos que van saliendo a partir de las tendencias que, desde las pruebas en la investigación masiva, se han evidenciado.

Navarro Quintero detalló que se han  encargado también investigaciones dirigidas   a la evaluación de los nueve objetivos generales declarados y al comportamiento de las disciplinas. “Esto lo hemos hecho con los especialistas del Consejo Técnico Asesor del MINED que también nos ha acompañado en este proceso”. 

Subrayó que se ha sometido a consultas internas y externas los criterios curriculares y las experimentaciones que se han venido haciendo. “Consultas internas porque han sido a nuestros docentes, directivos, niños y familias. También externa porque hemos sometido nuestra concepción curricular a especialistas de otros centros de investigación, a la academia y a organizaciones políticas y de masas”.

La estrategia general para la elaboración del plan y programa de estudio es parte importante del tercer perfeccionamiento, dijo y destacó la importancia de haber elaborado un currículum para estas condiciones.

Los resultados de la experimentación de la concepción curricular han permitido realizar los ajustes, “a partir de la determinación de los contenidos que se han ido modificando, y de los cuales hemos tenido las suficientes evaluaciones, a través de las verificaciones de las formas de trabajo”. 

Es una concepción curricular, prosiguió, que respeta un currículum general, común, pero que se adapta a un currículum institucional en correspondencia con las condiciones donde transcurre el proceso educativo.

Navarro Quintero aseveró que la capacitación sistemática a los especialistas ha sido otra de las fortalezas que, como parte del perfeccionamiento, ha permitido organizar y hacer esta adaptación curricular. “Estamos hablando de una capacitación que incluye directivos, docentes, familias y educandos”.

“Estamos pensando en actuaciones curriculares que permitan, desde una organización de un programa complementario, una sociedad científica, un círculo de interés, direccionar las principales necesidades y potencialidades que se producen en la institución educativa, que se colegian y se identifican a partir del uso de los recursos metodológicos y materiales y humanos existentes en el contexto donde está enclavada la escuela”. 

Los principales fundamentos de las adaptaciones curriculares se encuentran en el valor de la continuidad de la actividad educacional como derecho de todos. “Los cubanos somos garantes de los fundamentos políticos y legales ante una adaptación curricular”.

Tres escenarios posibles para el curso escolar

  • Favorable: Territorios e instituciones que no han detenido el curso escolar y culminan en julio del 2021 e inician en septiembre de este año el próximo curso 2021-2022. Entre las que se destacan Las Tunas, algunos municipios de Cienfuegos, Holguín, algunas escuelas, fundamentalmente rurales, en Santiago de Cuba.

Defendemos el criterio que los que han podido desarrollar el curso escolar sin o con pequeñas afectaciones no deben afectar las fechas establecidas según calendario escolar.

  • Menos favorable: Territorios con afectaciones, que pudieran reanudar el curso entre los meses de junio-julio, culminando el 22 de enero del 22 e inician el curso próximo el 31 de enero. Este escenario favorece a las provincias que se encuentran en esta situación porque tendrán la posibilidad de contar con más de 19 semanas lectivas para culminar el curso 20-21. Entre estas provincias pudieran estar Guantánamo, Villa Clara, Ciego de Ávila, Holguín, Camagüey y el municipio especial Isla de la Juventud.
  • Crítico: Territorios con mayores afectaciones que reanudarán el curso escolar actual, en septiembre 2021 y culminan el 22 de enero 2022, disponiendo de 19 semanas. Inician el curso próximo el 31 de enero de 2022. Pinar del Río, Artemisa, La Habana, Mayabeque, Matanzas, Sancti Spíritus, Granma, Santiago de Cuba, algunos municipios de Cienfuegos y Camagüey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *