17 de octubre de 2021
Las gracias para Abdala, desde Cienfuegos

Las gracias para Abdala, desde Cienfuegos (+Fotos)

A sus 82 años y con un rostro muy coqueto, Gladys Fernández Martínez se acicaló muy alegre “para ir a dar las gracias a la vacuna Abdala”, en el vacunatorio instalado en el propio Hogar de Ancianos «Hermanas Giral» de la provincia de Cienfuegos, donde ella reside desde hace algún tiempo.

Cuando un equipo de la Agencia Cubana de Noticias la abordó, ya se había vacunado y estaba en la sala de observación donde enfermeras y médicos le daban seguimiento por si presentaba cualquier evento adverso, pero ella solo atinaba a explicar que se sentía muy bien y feliz, y sobre todo segura y agradecida con ser inoculada con la vacuna 100 por ciento cubana.

Junto a ella estaban muchas adultas mayores, alegres y pizpiretas pues se pusieron las mejoras galas para ir al encuentro de Abdala, y llamaban a los periodistas con el apelativo de “seño” para opinar que “esto es una maravilla gracias a Fidel”, o “somos una prioridad para el estado cubano”, o “nos vamos a salvar de esa terrible enfermedad”.

Ellas son parte de un proceso de vacunación que incluye a más de 300 personas de la tercera edad acogidas en los cinco hogares de ancianos con que cuenta este territorio, y que están ubicados en los municipios de Cumanayagua, Cruces, Rodas y Cienfuegos,

En derredor de estas adultas mayores encontramos como un abejero de profesionales de la salud que acompañaban a alguien con una muleta, o le acomodaban bien la mascarilla, le tomaban la presión arterial o le preguntaban en qué brazo prefería ponerse la inyección.

Entre estos estaban Yarenys Córdova Rojas, enfermera de la sala de encamado de hombres, Mercedes del Sol, jefe de enfermeras del hogar, quien dirige a 40 colegas suyas, Dayana Busqueta Hernández, jefa de sala dos, y la doctora Niurka Fleites Santana, especialista en Medicina General Integral.

El doctor Eider Gámez Góngora, especialista de geriatría y gerontología, forma parte de este grupo de vacunación, con la ventaja de que por laborar en ese Hogar de anciano, conoce vida y milagro de cada uno de los pacientes.

Explicó que en caso de una reacción adversa, para los procederes más inmediatos, cuentan con todos los medicamentos desde la epinefrina, sueros, prednisona, equipos para abordar en venas, siempre con el apoyo del Sistema de Urgencia Médica conocido por el SIUM.

Aclaró que la observación y seguimiento a los vacunados con Abdala, en el Hogar de Ancianos, no se limita a una hora, sino que continuará por una semana, en la cual se les chequearán presión arterial u otros síntomas anómalos.

Por su parte, Delvis Oliva de León, director de la institución, añadió que en total 143 personas residentes allí serán vacunadas en tres ciclos, los otros siete recibirán otro programa de inmunización más adelante, porque algunos padecieron la COVID-19.

Dijo que comenzaron con la sala de mujeres que tienen mayor validismo, y luego continuarán con la de los hombres, hasta llegar a los encamados, para lo cual se requiere mayor dedicación.

Cienfuegos comenzó en mayo la intervención sanitaria con Abdala en el personal de Salud, incluidos los 170 trabajadores de este hogar de ancianos, y continuó con otros grupos de riesgos como estudiantes de Medicina, transportistas, periodistas, pacientes crónicos renales, así como del Hospital Siquiátrico, y del Centro Médico Sicopedagógico.

0-20-gracias-a-abdala-cienfuegos-2.jpg

0-20-gracias-a-abdala-cienfuegos-3.jpg

0-20-gracias-a-abdala-cienfuegos-4.jpg

0-20-gracias-a-abdala-cienfuegos-5.jpg

0-20-gracias-a-abdala-cienfuegos-6.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *