29 de noviembre de 2021
La vida y la ciencia siguen demostrando la excelencia de los productos cubanos anti-COVID

La vida y la ciencia siguen demostrando la excelencia de los productos cubanos anti-COVID

La contundencia de los productos cubanos contra la COVID-19 quedó expuesta otra vez en los estudios especializados sobre la efectividad de la vacuna Abdala y el péptido Jusvinza, ambos creados en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

Son resultados que la vida misma está demostrando día tras día, con la disminución de los casos positivos, la letalidad y la mortalidad; sin embargo, no por reiterados, siguen enorgulleciendo a un país pequeño en geografía y grande en ciencia.

Además de los acostumbrados pronósticos sobre la enfermedad a corto y mediano plazo que lidera la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, la reunión de esta semana del Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, con los científicos y expertos que participan en las actividades de ciencia e innovación tecnológica en el enfrentamiento al nuevo coronavirus, se concentró en estos temas.

El Doctor en Ciencias Pedro Más Bermejo, vicepresidente de la Sociedad Cubana de Higiene y Epidemiología, presentó un resumen sobre la efectividad de la vacuna Abdala para prevenir la enfermedad grave y el fallecimiento, según un estudio en personas con 14 y hasta 28 días de vacunados en La Habana, en el período del 11 de julio al 31 de agosto.

La evaluación se basó en individuos ingresados en unidades de atención al paciente grave y en fallecidos que fueron confirmados con PCR o test de antígeno, con 19 años o más de edad y residentes en la capital.

El DrC. Más Bermejo informó que el estudio, en un período marcado por la aparición y predominio de la cepa Delta del SARS-CoV-2, incluyó un primer bloque enfocado en los siete municipios habaneros donde primero se aplicó Abdala, y otro con las restantes ocho jurisdicciones.

Para el primer bloque se confirmó una efectividad de la vacuna de 90,9 por ciento a las cuatro semanas de iniciada la inmunización, y de 93,6 por ciento a la octava semana. Para los ocho municipios donde se inició más tarde la aplicación de Abdala, los índices son similares.

Sobre la forma grave y la muerte, explicó que la efectividad (evitar una u otra) del inmunógeno del CIGB fue de 92 por ciento y 90,7 por ciento, respectivamente.

Más Bermejo subrayó que en el seguimiento y control de la vacuna Abdala en La Habana se observa que la efectividad mantiene niveles elevados. Destacó la oportunidad del proceso de vacunación en esa provincia y en el país, y la velocidad con se ha ejecutado, entre las más alta del mundo. Valoró también la valía del trabajo conjunto, integrado, de la comunidad, los trabajadores de la salud, y el Gobierno.

Al encuentro de Díaz-Canel con los científicos y expertos que intervienen en las actividades de ciencia e innovación tecnológica para enfrentar al nuevo coronavirus, asistieron, Manuel Marrero Cruz, miembro del Buró Político y Primer Ministro, y Jorge Luis Broche Lorenzo, integrante del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista.

También participaron los vice primeros ministros, Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, Inés María Chapman Waugh y Jorge Luis Perdomo Di-Lella, y el titular de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda.

La Dra C. María del Carmen Domínguez presentó por su parte un estudio sobre los resultados de la aplicación del fármaco Jusvinza (CIGB-258), péptido inmunoregulador para el tratamiento de la hiperinflamación en los pacientes con COVID-19.

Uno de los medicamentos innovadores que se utiliza en el sistema de Salud cubano, la especialista abundó sobre los excelentes resultados que está ofreciendo el mismo en el tratamiento a pacientes críticos, graves y de alto riesgo, permitiendo altos niveles de recuperación de estos pacientes.

Iguales efectos positivos se logran con la aplicación de Jusvinza a embarazadas (para disminuir la morbilidad materna extremadamente grave y la mortalidad materna) y en casos pediátricos.

Con respecto a los pronósticos de la COVID-19 en Cuba en los próximos días, el doctor en ciencias Isidro Abelló Ugaldo informó que Pinar del Río, Sancti Spíritus y Camagüey poseen la situación más compleja; no obstante, manifiestan una tendencia al control de casos confirmados, al igual que Las Tunas, Villa Clara, Artemisa, Granma y Holguín.

Sobre las cifras de fallecidos, indicó que aunque mejora en muchas provincias, aún está lejos del impacto deseado; los territorios de más avance en la vacunación presentan una mayor mejoría en este aspecto —acotó—.

Ante la evidente efectividad del protocolo médico y el impacto de la vacunación, los académicos estiman que a corto plazo continuará el descenso de casos confirmados y activos, aunque podrían continuar valores altos. Según algunos escenarios, se pronostican un descenso lento de casos confirmados, por debajo de 5 000 diarios, llegando a menos de 3 000 a fin de mes.

En la jornada del martes también sesionó el Grupo temporal de trabajo para la prevención y control de la COVID-19, que estuvo encabezado por el Primer Secretario del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel Bermúdez; el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, y el Vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, todos miembros del Buró Político. A través de videoconferencia se analizó la situación epidemiológica de cada provincia y del municipio especial Isla de la Juventud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *