4 de diciembre de 2021
La humana y solidaria historia del oxígeno compartido en Cienfuegos

La humana y solidaria historia del oxígeno compartido en Cienfuegos

Varios post en las redes sociales, con la solicitud de fabricar una pieza que permitiera tributar oxígeno de un balón para dos pacientes con COVID-19 en Cienfuegos, no solo se volvieron virales por el contenido del reclamo de vida, también por la solución rápida de un grupo de cubanos que en estos momentos escriben esta historia humana y solidaria a lo largo de Cuba.

Un equipo de la Agencia Cubana de Noticias fue tras algunas de las personas que entretejieron ese hermoso relato en internet, y se percató que los protagonistas habían creado una red superpuesta sobre lo digital, con relaciones interpersonales, grupos, alianzas, amor puro que alcanzó países y continentes.

Alguien comparó el suceso, en su esencia, a ese gracejo de los barrios en la Mayor de las Antillas, donde los vecinos se asoman al balcón para pedirse un poquito de sal a fin de terminar la comida, en un estilo único, criollo y tan genuinamente cubano que solo pueden entender aquellos quienes han echado pie en tierra por este verde caimán.

1708-oxigeno-compartido.jpg

Emilio Cachán, fotógrafo de lo sublime y experto en audiovisuales, declaró a la ACN que solo retomó el pedido del ingeniero Luis Chaviano Rodríguez, especialista en el Centro Provincial de Electromedicina, y amplificó el post en el grupo de WhatsApp del programa Triángulo de la Confianza, de la emisora Radio Ciudad del Mar, de Cienfuegos.

Aclaró que el splitter es una pieza usada normalmente en el suministro de oxígeno, y producida por una empresa estatal dentro del país, pero en estos momentos es insuficiente la disponibilidad porque al incrementar los casos afectados por la pandemia por variantes más contagiosas, se requirió de más unidades y ello hizo al experto en equipos electromédicos pensar en un uso más eficiente de los botellones.

Cachán abundó que la gente empezó a entrar a su perfil y a preguntar, entre estos los grupos de impresión en 3D de la Habana y de otras partes del país, “por lo cual en menos de 10 horas me enviaron los primeros diseños”.

“Y ayer ya lograron que las primeras cuatro piezas llegaran a Cienfuegos, y aunque no tienen la medida ideal, si están trabajando en el hospital provincial Gustavo Aldereguía Lima, de Cienfuegos.

1708-oxigeno-compartido1.jpg

Además, sirvió para corregir las medidas exactas y enviarlas a los jóvenes trabajadores por cuenta propia, que acometen en varios puntos de la geografía cubana esa producción en 3D.

“También me ha llegado comunicación de personas interesadas en ayudar desde varios países, incluso hay grupos de cubanos en el exterior que quieren hacer donaciones de ese aditamento.

“Hace poco me informaron que enviarán desde la capital, previa revisión de los organismos competentes, un primer volumen de splitter producidos por esos grupos, entre quienes se encuentran Bits&Atomos y 3D Print Cuba.

1708-oxigeno 5.jpg

Luis Chaviano Rodríguez, un innovador consagrado en la rama de la electromedicina, aseguró que esa pieza no es nueva, se produce aunque hay déficit, y solo se me ocurrió llevar la propuesta al pueblo para buscar apoyo, y enseguida la cubanía brotó como la sangre caliente que tenemos los cubanos, y todo el mundo quiso participar, aportar o ayudar.

“Nosotros denominamos esa pieza “Y”, y permite acoplar dos personas a un solo balón de oxígeno; ya en la tarde de ayer pudimos instalar los primeros splitter en dos botellones, por ello cuatro pacientes se benefician con estos prototipos”.

Jóvenes cuentapropistas apoyan esas producciones en La Habana, Holguín, Matanzas y Villa Clara, en un gran respaldo a la producción nacional y de paso protagonizan esta historia humana y solidaria a lo largo de Cuba.

1708-oxigeno 4.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *