19 de enero de 2022
Estados Unidos contra Cuba

El Gran Garrote marca la política de Estados Unidos a Cuba

El Secretario de Estado norteamericano Anthony Blinken anunciaba en la tarde de este martes nuevas sanciones para la Mayor de las Antillas que afectan a varios altos oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

La medida se une al reforzamiento claro del embargo de Estados Unidos contra Cuba en los once meses de la llegada al poder del mandatario demócrata Joe Biden que ya anunciado que en los próximos días y semanas vendrán otras con el mismo propósito.

La actuación del gobierno norteamericano deja confusos a más de uno. Estados Unidos desconoció las elecciones en Nicaragua y Venezuela lo que les permite mantener su política de mano dura contra esos países.

Sin embargo el presidente prometió en la campaña electoral rescatar el camino hacia la normalización de las relaciones con la Mayor de las Antillas y un enfriamiento en la política agresiva hacia los gobiernos incómodos de Latinoamérica, aunque desde que llegó al Gobierno ha hecho un Poncio Pilatos con sus propias palabras.

Muchos especialistas afirman ya que en temas de relaciones internacionales tal parece que gobierna un presidente republicano, pues la política de las amenazas y la agresividad continúa en casi todos los frentes, siendo el cubano uno de los más destacados donde la actual administración ha cerrado las puertas al acercamiento.

En medio de una pandemia terrible el Presidente Biden decidió ignorar a cientos de millones de cubanoamericanos que le botaron con la esperanza de un una normalización al menos en el envío de remesas a sus familias en la Isla. Y su respuesta en un año de mandato es anunciar para diciembre e inicios de año un panorama que incluye nuevas medidas que refuerzan el embargo.

Anthony Blinken el secretario de Estado de Joe Biden tiene una gran experiencia en la diplomacia que incluye negociaciones de acuerdos de Estados Unidos con países que para nada pueden considerarse amigos. Sin embargo su gestión hacia Cuba nos recuerda más a Rex Tillerson y Mike Pompeo, los secretarios de Estado de Donald Trump, quienes cambiaron la palabra por el Gran Garrote.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *