29 de noviembre de 2021
La base de General Sherman, el árbol de mayor volumen de todo el mundo, fue cubierta por un grupo de más de 300 bomberos con una fina capa de aluminio. Foto: AFP

«General Sherman», el árbol más grande del mundo, fue cubierto con aluminio para evitar que se incendie

En una imagen dramática, General Sherman, el árbol más grande del mundo, fue cubierto con aluminio para evitar que el fuego lo consuma. El Parque Nacional de las Secuoyas, hogar de algunos de los seres vivos más grandes y longevos del planeta, es un área natural amenazada por los estragos de la emergencia climática.

Con los incendios Colony, Paradise y Walkers creciendo al sur del Parque, las secuoyas gigantes (el ser vivo más grande del mundo) enfrentan un panorama inédito.

A pesar de que son uno de los árboles mejor adaptados al fuego (gracias a una corteza que alcanza más de 50 centímetros de grosor) y en ocasiones los pequeños incendios controlados resultan beneficiosos para la propagación de sus semillas contenidas en los conos, las condiciones extremas de los incendios de este verano en California están consumiendo a decenas de ejemplares de la especie.

El aumento de las llamas el fin de semana pasado provocó la imagen más icónica de los últimos incendios del verano en California: la base de General Sherman, el árbol de mayor volumen de todo el mundo, fue cubierta por un grupo de más de 300 bomberos con una fina capa de aluminio, con el fin de evitar que las llamas lo consuman en caso de que alcancen la zona.

Con 2 000 toneladas de peso y 83.8 metros de altura, General Sherman es la atracción principal del Parque Nacional de las Secuoyas, ubicado a 260 kilómetros al norte de Los Ángeles. Esta secuoya gigante tiene una circunferencia de 31 metros en su base y una placa que indica a sus visitantes que están ante el ser vivo de mayor biomasa en el planeta.
Además de General Sherman, los bomberos envolvieron a algunos de los árboles más grandes e icónicos de la zona, entre ellos un conjunto conocido como los Cuatro Guardias, todos con poco más de 2 000 años de vida.

El 19 de septiembre, todos los campamentos de la zona, incluidos los del Parque Nacional de las Secuoyas y el vecino Parque Cañón de los Reyes cerraron hasta el 30 de septiembre. Foto: Patrick T. Fallon / AFP
El 19 de septiembre, todos los campamentos de la zona, incluidos los del Parque Nacional de las Secuoyas y el vecino Parque Cañón de los Reyes cerraron hasta el 30 de septiembre. Foto: Patrick T. Fallon / AFP

El 19 de septiembre, todos los campamentos de la zona, incluidos los del Parque Nacional de las Secuoyas y el vecino Parque Cañón de los Reyes cerraron hasta el 30 de septiembre.

Según el Servicio de Parques Nacionales, los incendios conocidos como el Complejo KNP iniciaron el 9 de septiembre debido a los relámpagos en la zona. Hasta el momento, el fuego, favorecido por el viento, ha consumido 72 kilómetros cuadrados. Aunque oficialmente se considera que se trata de tres incendios distintos (Paradise, Colony y Cabin), las autoridades aseguran que Paradise y Colony se han fusionado en un incendio mayor.

800 kilómetros más al norte, la situación es similar en el Parque Nacional Redwood, hogar de Hyperion (el árbol más alto del mundo con 115.85 metros de altura) y otras secuoyas rojas de alturas similares. Cuatro incendios que siguen creciendo en un radio de 60 kilómetros rondan la otra reserva de árboles gigantes del mundo.

Con los incendios Colony, Paradise y Walkers creciendo al sur del Parque, las secuoyas gigantes (el ser vivo más grande del mundo) enfrentan un panorama inédito. Foto: Al Seib / Los Angeles Times
Con los incendios Colony, Paradise y Walkers creciendo al sur del Parque, las secuoyas gigantes (el ser vivo más grande del mundo) enfrentan un panorama inédito. Foto: Al Seib / Los Angeles Times

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *