8 de diciembre de 2021
Garantizan condiciones a personas evacuadas en la capital de Cienfuegos

Garantizan condiciones a personas evacuadas en la capital de Cienfuegos

Más de 2 mil 900 personas en la capital cienfueguera permanecen evacuadas en instituciones, casas de familiares y amigos, con el objetivo de preservar sus vidas ante el azote de las fuertes lluvias asociadas a la Tormenta Tropical Elsa.

En la comunidad Pepito Tey, a unos doce kilómetros de la urbe, se mantiene activa la Zona de Defensa para la atención a quienes, por complejas situaciones constructivas, se encuentran fuera de sus viviendas.

Nancy Robaina, Presidenta del Consejo Popular Pepito Tey
Nancy Robaina, Presidenta del Consejo Popular Pepito Tey

 

Nancy Robaina, Presidenta del Consejo Popular, al frente del subgrupo económico social, precisa que “tenemos 340 familias que están en casas de vecinos que han cooperado, porque esta es una zona con muchos asentamientos distantes. En el centro tenemos en estos momentos 50 personas evacuadas no solo del Consejo, sino de la ciudad de Cienfuegos”.

La sensibilidad, el actuar solidario y la premisa de que las vidas son lo más importante, son palabra y hecho para el equipo que labora en el Centro de evacuación de la escuela Hermanos Valladares. Para Fidelina León Martínez quien es parte de ese colectivo, es primordial que las personas se sientan bien.

“Desde ayer por la tarde que ellos llegaron han sido bien acogidos, atendidos. A las personas encamadas se le han creado las mejores condiciones, así como a los niños pequeños. Hasta ahora se sienten satisfechos, son disciplinados y cumplen con las medidas higiénicas para prevenir la COVID-19”.

En los testimonios de quienes están alejados de sus hogares por el paso de la tormenta tropical, se traduce la voluntad de un país. Por ello Isaías Martínez Martínez, acompañado por su esposa, no pierde la oportunidad de manifestar que “la atención es maravillosa, todos son muy preocupados y la alimentación bastante buena”.

Pastora Jiménez, conoce bien los protocolos para la evacuación pues en cada temporada ciclónica revive la experiencia. Su vivienda se encuentra en las inmediaciones del río Inglés, que atraviesa la barriada de San Lázaro, en la Perla del Sur.

“A la hora nos dan desayuno, almuerzo, merienda. Los hombres y todos ayudan. Yo me siento bien y prefiero que siempre me traigan para aquí”, expresa esta anciana que, ante sus padecimientos y costumbres propias de la edad, se negaba a salir de su vivienda. Sin embargo, primó la sensata decisión de mantenerse a salvo.

Quizás las lluvias de Elsa dañen cultivos o inmuebles, sin embargo, la vida de nuestra gente está segura porque son los cubanos y cubanas el motor que mueve la obra de esta nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *