17 de octubre de 2021
Fidel en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, inaugurado el primero de julio de 1986.

Fidel Castro Ruz: ciencia y liderazgo para una nación

Abdala fluye por las venas de miles de cubanos, su presencia incide hoy en el combate de una pandemia que ha signado la historia de la humanidad. Abdala es la hija menor, y no menos inmensa, de un seno materno que devino sueño, intuición certera de un líder, y más que ello, un padre con una fe perenne en el futuro científico de esta nación caribeña.

A la vacuna Abdala bien pudiera atribuírsele una ascendencia singular. Constituye este fármaco cubano, la creación más reciente del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, una institución científica fundada y pensada por el Comandante Fidel Castro.

Con el interés del desarrollo del Interferón, un fármaco que ha salvado vidas en disímiles despuntes de enfermedades en la nación. El líder, envió en la década del 80, a Finlandia a seis científicos cubanos para conocer sobre las técnicas de fabricación del medicamento, luego del incentivo recibido por el amigo estadounidense Randolph Lee Clark, pionero en el desarrollo de este.

A seis meses de aquella cita, se produjo en Cuba un interferón a partir de glóbulos blancos en menos de 45 días, el primero que se desarrolló en el país, el 28 de mayo de 1981, y que luego sería medular en el enfrentamiento del brote de dengue y conjuntivitis de esa década.

En 1982, y como germen del actual CIGB, Fidel funda el primer centro biotecnológico en el país, el Centro de Investigaciones Biológicas, donde se formaron los profesionales que luego integrarían el gran complejo investigativo- productivo.

Cuatro años después, y con el optimismo de lograr grandes resultados científicos, se crea el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, una proeza multiplicada en otras instituciones durante los años más difíciles de la nación.

Fidel Castro en el Centro Nacional de Genética Médica, junto al Dr. Juan C. Dupuy Núñez, coordinador fundador del Contingente Médico Internacional para el enfrentamiento a desastres y graves epidemias Henry Reeve. (Foto: Archivo de Granma)
Fidel Castro en el Centro Nacional de Genética Médica, junto al Dr. Juan C. Dupuy Núñez, coordinador fundador del Contingente Médico Internacional para el enfrentamiento a desastres y graves epidemias Henry Reeve. (Foto: Archivo de Granma)

Numerosos han sido los aportes de la ciencia cubana, tras la consolidación de la infraestructura fundada por Fidel. Figuran en la larga lista, la creación del Heberprot- P, promotor de la cicatrización de la úlcera del pie diabético, la estreptoquinasa recombinante cubana, útil en el restablecimiento del flujo sanguíneo en pacientes con infartos del miocardio; la vacuna contra la infección del virus de la Hepatitis B, junto también a la Pentavalente líquida (Heberpenta) contra la difteria, tétano, tosferina, hepatitis B, Haemophilus influenzae tipo B.

Otros importantes medicamentos destacan en el amplio catálogo; el CIGB 500 con efecto cardioprotector; el CIGB 300, péptido antitumoral, y el Heberferón para tratar enfermedades oncológicas, los inmunizantes contra la meningitis B y C, los métodos para diagnósticos de VIH, síndrome de Down, dengue, embarazo, cáncer y defectos del tubo neural.

Las conquistas se multiplican tras décadas de quehacer investigativo, el logro de una vacuna contra la COVID-19 eficaz al 92,28 por ciento, ha sido un digno homenaje al legado del líder en este noventa y cinco aniversario de su natalicio.

El impacto de los logros científicos del CIGB se visibiliza en todo el orbe, en las vidas protegidas y salvadas con estos fármacos, en ellos se replica y patentiza la altura previsora de un hombre de todos los tiempos.

Cuba 1981, el Comandante en Jefe Fidel Castro se interesa por el funcionamiento de la tecnología SUMA y sus posibilidades, como parte de una exposición de resultados avanzados de las investigaciones en las Ciencias Médicas.(Foto: ACN)
Cuba 1981, el Comandante en Jefe Fidel Castro se interesa por el funcionamiento de la tecnología SUMA y sus posibilidades, como parte de una exposición de resultados avanzados de las investigaciones en las Ciencias Médicas.(Foto: ACN)
El líder cubano soñó cada milímetro de la vida de esta isla con pies en la tierra y manos a la obra.
El líder cubano Fidel Castro Ruz soñó cada milímetro de la vida de esta isla con pies en la tierra y manos a la obra.
Fuente consultada: Documentos publicados en el portal web del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *