23 de enero de 2022
Estos tiempos exigen mayor responsabilidad

Estos tiempos exigen mayor responsabilidad

La lucha contra la COVID-19, la implementación de la Tarea Ordenamiento, el enfrentamiento a los coleros y la producción de alimentos devinieron en Las Tunas temas de debate en la reunión multifactorial que encabezó el Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y en la que también tomaron parte José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Partido, Manuel Marrero, Primer Ministro, y otros dirigentes.

Jaime Chiang, Gobernador de Las Tunas, aludió a las medidas adoptadas en el territorio para evitar la transmisión del coronavirus, razón por lo cual transita hoy la nueva normalidad. «La provincia ha trabajado adecuadamente, pero debe seguir estimulando entre la población la percepción de riesgo e incrementando las pesquisas a todos los niveles», dijo el viceprimer ministro Roberto Morales Ojeda.

Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, hizo referencia al sector empresarial, que, con la Tarea Ordenamiento, cuenta ahora con una nueva escala, con un sistema de pago a destajo, además de distribución de utilidades. «Pero para eso tiene que producir con eficiencia bienes y servicio, y eso hay que explicárselo muy bien a los trabajadores», dijo.

El tema del empleo salió a la palestra como preocupación de las autoridades provinciales. Según las cifras,desde que se puso en práctica la Tarea Ordenamiento, unas 3700 personas interesadas en trabajar acudieron a las oficinas en busca de plazas. Empero, más de la mitad no aceptó las ofertas, en buena parte vinculadas al trabajo agrícola, necesitado de mano de obra. Se intenta aproximarlos a los proyectos de desarrollo local en los municipios.

Alejandro Gil, viceprimer ministro y ministro de Economía y Planificación, recomendó vigilar la generación de empleo, en el sector productivo, y, en especial, su productividad. «Puede ser engañoso medir solo la cantidad de incorporados, pues en el sector presupuestado no hacemos nada en ocupar vacantes sin gran contenido de trabajo. Eso originaría inyectar a la circulación un dinero carente de respaldo de oferta. Es preferible ahorrar presupuesto de salarios si las plazas vacantes carecen de contenidos fuertes».

Al abordar la producción de alimentos procedentes de la agricultura, el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, sugirió llevar el concepto de soberanía alimentaria hasta niveles de comunidad y Consejo Popular. «El balance para los abastecimientos depende de la contratación de Acopio y está por debajo de las necesidades y de los planes», dijo. De igual manera, exhortó a construir nuevos organopónicos para el fomento de la agricultura urbana y suburbana.

«Hay problemas con la entrega y contratación de productos cárnicos a la industria —agregó—. No se están cumpliendo las cifras comprometidas. Se habla de que se logrará en el año 2026, pero si no se intencionan y no se crean condiciones, no alcanzarán la meta. Y eso es muy delicado, porque chequeamos siempre las viandas, pero cuando hablamos de los cárnicos comprometidos, no hay muchas explicaciones.

Se refirió a las inversiones, en especial a la realizada en la planta procesadora y de almacenaje de granos. «Hay que producir lo que demanda esa planta en materia de siembra y rendimiento de granos para que se justifique esa gran inversión, que empleó tecnología de punta», solicitó.

El Presidente Miguel Díaz-Canel resumió la reunión y abordó varias ideas. Con respecto a la COVID-19, dijo que los cubanos aprendimos a controlar con éxito la enfermedad, lo cual nos conllevó a la nueva normalidad. Empero, dijo que esta etapa exige una mayor responsabilidad institucional, social, colectiva e individual. «Nos acomodamos a los resultados y bajamos la percepción de riesgo, lo cual nos ha conducido a esta compleja ola de rebrotes», aseguró.

Al referirse a la Tarea Ordenamiento, aseguró que muchas de las insatisfacciones obedecen a la falta de información de los colectivos, pues quienes deben dársela aún no lo han hecho con la hondura y oportunidad necesarias. Dijo que el espíritu del Ordenamiento defiende la justicia social, pero sin igualitarismos. «Toda persona vulnerable que lo merezca y necesite, será subsidiada. Nadie quedará desamparado».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *