25 de enero de 2022
“Estaba preocupada porque no presentaba síntomas”, dice enfermera positiva al SARS-CoV 2

“Estaba preocupada porque no presentaba síntomas”, dice enfermera positiva al SARS-CoV 2

Por: Yohandra Gómez Amaró | Foto: Modesto Gutiérrez Cabo (ACN)

La confirmación de una muestra de PCR siempre causa desasosiego, incertidumbre, ansiedad, más si formas parte del ejército de batas blancas que debe hacerle frente, durante 24 horas continuas, a la epidemia de COVID-19 que azota al país.

Maite Galván Vázquez, enfermera del consultorio del médico de la familia número cinco, del municipio cienfueguero de Abreus, descubrió su contagio con el nuevo coronavirus mediante un estudio poblacional, hecho que la preocupó mucho porque no presentaba sintomatología alguna y eso significaba un peligro muy grande.

Me realizaron el PCR el 8 de enero pasado y el 13 llegó el resultado positivo, yo no me sentía tos, congestión nasal, falta de aire u otro síntoma característico del padecimiento, dijo a la Agencia Cubana de Noticias.

Rápidamente vinieron los epidemiólogos a la casa, aplicaron el protocolo establecido, me hicieron la encuesta y ese mismo día nos remitieron a mí y a mi niña, quien sí estaba un poco acatarrada, para el Centro Especializado Ambulatorio Héroes de Playa Girón (CEA), en la ciudad de Cienfuegos, señaló.

Llegué a la instalación sanitaria en la madrugada del 14 de enero, y en la mañana comenzaron a administrarme los medicamentos, los doctores fueron muy tratables, siempre preguntaron por mi estado general, me realizaron rayos X, también chequearon mi temperatura y presión arterial cada cierto tiempo, acotó.

Como trabajadora de la salud, Maite conoce los riesgos de la infección por la enfermedad debido a su elevado índice de contagio, de ahí su temor al pensar que pudo haber infectado a su familia.

Sentí mucho miedo por mi esposo, mis tres hijos y mi abuela, que es una persona mayor, pero a ellos les tomaron muestras de PCR y por suerte el resultado fue negativo, esto fue posible porque todos acatamos las medidas necesarias dentro del hogar, comentó.

Galván Vázquez permaneció ingresada con una evolución favorable durante ocho días en el CEA, al sexto le repitieron el PCR y esta vez dio negativo, motivo por el cual le dieron el alta clínica.

Estuve en ingreso domiciliario hasta el 4 de febrero, cada jornada vinieron los estudiantes de medicina a pesquisarme, igualmente asistieron la doctora y la enfermera muy interesadas por mi evolución y hasta el momento todo fluye muy bien, destacó.

Recomendó a las personas mantenerse en casa, cumplir todas las indicaciones y acudir al área de salud ante cualquier indicio del malestar porque esta es una patología sin rostro y puede estar en cualquier lugar.

Desde su función, Maite cada día enfrentaba al SARS-CoV 2 en la localidad, siempre bajo el estricto cumplimiento de las normas de bioseguridad: mascarilla, sobrebatas, guantes y soluciones hidroalcohólicas, eran su ABC diario.

Siempre me mantuve en el enfrentamiento a la pandemia, trabajé con los viajeros cuando llegaban a la comunidad, les efectuaba el ingreso domiciliario y el seguimiento hasta la llegada del PCR, además atendía a otras personas sospechosas de portar el virus, explicó.

Afortunadamente esta historia no tuvo mayores complicaciones, Maite espera el momento de volver a su consultorio, el número cinco del consejo popular Abreus para, desde allí, continuar la lucha contra la COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *