4 de diciembre de 2021
Dualidad monetaria y cambiaria: sus complejidades para el sector empresarial

Dualidad monetaria y cambiaria: sus complejidades para el sector empresarial

Para usted o yo, personas naturales, pareciera que el único problema de la dualidad monetaria, y cambiaria, se restringe a la existencia de dos tipos de billetes, o a esa tasa de cambio donde queda en desventaja el peso cubano frente al CUC, al valer este último 25 unidades del primero.

A las alturas de 2020, en torno a la dualidad ya no preocupan otros viejos dolores de cabeza, como aquel requisito de pagar un producto exclusivamente en CUC en la red de Tiendas Caribe, CIMEX, Caracol u otras cadenas. Incluso, una vez permitido el pago en pesos cubanos en esa red comercial, aún permanecía la devolución en CUC, asunto que también comenzó a resolverse tras comenzar en diciembre del pasado año la entrega del vuelto en moneda nacional.

Sin embargo, el reto mayor de esa dupla monetaria en circulación apunta hacia las empresas. La tasa de cambio existente hoy en el sector empresarial, donde un peso cubano es igual a un dólar, no permite medir el nexo con el sector externo y los costos reales de cualquier producción en una industria o fábrica cubana.

Así ha quedado claro en escenarios de análisis económico a todos los niveles. Así lo han evidenciado criterios de prestigiosos economistas cubanos, como el ex ministro cubano de economía y planificación José Luis Rodríguez.

En entrevista concedida por este experto al programa Magazine Económico, de Radio Ciudad del Mar, en mayo del año 2018, Rodríguez refería la problemática de la tasa 1×1 aún vigente en las empresas, una cuestión identificada como asunto a resolver dentro del complejo proceso de la unificación.

“Resulta indispensable en algún momento la eliminación de la doble moneda y doble tasa de cambio para que la economía pueda medir adecuadamente sus vínculos con el exterior”, comentó en ese momento el economista cubano.

Otra cuestión de urgencia nacional, la necesidad de que las empresas cubanas exporten, hoy permanece con desestímulo desde el punto de vista financiero, debido al tipo de cambio vigente en el sector empresarial. Lo refleja así el artículo titulado “Unificación monetaria en el horizonte de Cuba”, publicado en el diario Granma el pasado 19 de agosto.

Especialistas del Banco Central de Cuba explican en el texto que la sobrevaluación del peso cubano representa un freno a las capacidades productivas y desestimula así a los exportadores. Por el contrario, favorece una actividad comercial identificada como nociva para el país si se realiza en exceso, y son las importaciones. De ahí la necesidad del ordenamiento monetario, proceso imprescindible para un mejor funcionamiento del sector empresarial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *