5 de diciembre de 2021
Cuba entró en fase de recuperación económica gradual

Cuba entró en fase de recuperación económica gradual

Cuba entró en una fase de recuperación económica gradual junto a un efectivo control de la COVID-19, para alcanzar al cierre de año el mayor crecimiento posible, afirmó este jueves el vice primer ministro, Alejandro Gil.

En los últimos dos meses se aprecia, sin demasiado optimismo y sin dejar de reconocer el complejo escenario generado por la pandemia y el inamovible recrudecimiento del bloqueo económico de Estados Unidos, condiciones más favorable para lograr una sólida recuperación, insistió.

Al intervenir en la inauguración de la Jornada Económico-Productiva Cuba 2021,que se extenderá hasta el 28 de este mes organizada por la Cámara de Comercio, Gil precisó que esta etapa demanda de esfuerzos excepcionales para que las medidas, transformaciones y políticas aprobadas por el Gobierno sean efectivas y contribuyan a ese objetivo.

El también ministro de Economía y Planificación significó entre esas acciones todas las encaminadas a fortalecer y dotar de más autonomía a la empresa estatal socialista como principal sujeto del modelo económico cubano, junto con otras formas de gestión como las cooperativas no agropecuarias y el trabajo por cuenta propia (privado).

Al respecto, destacó la trascendencia de la aprobación de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), lo que conforma un conjunto de pasos nunca antes dados en el país y que permiten iniciar el 2022 en mejor situación, a lo cual también contribuirá la apertura del turismo a partir del próximo 15 de noviembre.

Gil subrayó que se trata de ir creando un entramado que facilite la recuperación gradual y el avance de la economía a pesar de la tensa situación financiera e inflacionaria que atravesamos, marcada también por la escasez, altos precios e ilegalidades, cuya solución está en la capacidad que tengamos para crear más bienes y servicios.

Recordó que para ello se flexibilizaron todos los mecanismos posibles y eliminado trabas en aras de la eficiencia, la productividad y la innovación en todas las formas de gestión estatales o no, con buenas prácticas y resultados alentadores.

En su intervención concluyó que la economía cubana está preparada para incorporarse con audacia y decisión al escenario adverso que la rodea y avanzar con competitividad, poniendo en función de su desarrollo todas las capacidades y talento creados en todos estos años de Revolución.

(Redacción Prensa Latina)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *