5 de diciembre de 2021
Nuevas medidas restrictivas en Cienfuegos desde este 17 de mayo

Esa vacuna llamada Responsabilidad

El mes de marzo constituyó un mes de contrastes en el enfrentamiento del país al COVID 19. Por una parte recibimos con inmensa alegría los significativos avances de los candidatos vacunales cubanos constatados en los ensayos clínicos y la aplicación de dosis a voluntarios y por otra que el tercer mes del año mantuvo el ascenso en el número de contagios y por ende en la aplicación de medidas restrictivas en casi todas las provincias, donde podemos constatar la transmisión autóctona de la enfermedad.

Al cierre de marzo, el promedio de casos positivos a la COVID-19 por día fue de 829, cifra superior en un uno por ciento a la que arrojó febrero, cuyo promedio diario fue de 821 casos.

Y lo peor de todo es que los primeros días de abril constatan la tendencia al alza de los contagios y son ocho las jornadas consecutivas donde Cuba supera los mil positivos.

Abril, muestra un promedio diario de casos que alcanza la cifra de mil 089, lo cual representa el aumento en un 31 por ciento con relación al cierre de marzo.

Los datos, como para disparar toda percepción de riesgo, fueron ofrecidos por el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda. El titular detalló que los mayores niveles de transmisión, en el mes en curso, pertenecen a las provincias de La Habana, Matanzas, Granma, Santiago de Cuba, Sancti Spíritus y Pinar del Río y esos territorios concentran el 85 por ciento de los casos diagnosticados a lo largo del país.

Por otra parte el país continúa desarrollando la aplicación de las dosis de los candidatos vacunales Soberana 02 y Abdala, a los voluntarios del ensayo clínico fase tres. En tal sentido concluyó este 3 de abril la aplicación de la primera dosis de Abdala aplicada a 48 000 voluntarios, en sólo diez días.

La primera etapa de la fase III de los ensayos clínicos del candidato vacunal Soberana 02, culminó en apenas 18 días, con resultados alentadores, que van confirmando la alta eficacia en términos de la seguridad del producto y la respuesta inmune que está generando contra la enfermedad.

Según informó el espacio televisivo Mesa Redonda las autoridades sanitarias podrían solicitar en junio la aprobación para el uso de emergencia de Abdala y Soberana dos.

La vacunación masiva comenzaría con los grupos de mayor riesgo, incluidos los mayores de 60 años y los trabajadores de la Salud.

Para agosto, seis millones de personas deberían haber recibido una vacuna, con los 11 millones de habitantes del archipiélago vacunados para fin de año.

Sin embargo el comienzo inminente de la vacunación en la Mayor de las Antillas no puede hacer que bajemos ni un instante la guardia con respecto a la enfermedad.

Los números confirman que Cuba se encuentra en el peor momento en el enfrentamiento al nuevo coronavirus y el llamamiento a la responsabilidad individual es una obligación ante la extrema complejidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *