29 de noviembre de 2021
Cuba con pasos firmes en la reapertura de actividades y servicios

Cuba con pasos firmes en la reapertura de actividades y servicios

«Estamos dando pasos firmes que nos permiten ir de manera gradual a otro momento», subrayó este jueves el miembro del Buró Político y Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, al hacer referencia a la reapertura gradual y ordenada de actividades y servicios en Cuba.

Sus reflexiones tuvieron como escenario una videoconferencia llevada a cabo con los gobernadores de todas las provincias y el intendente del municipio especial Isla de la Juventud, en la cual se analizaron diversos temas que requieren ser trabajados con responsabilidad y objetividad para sostener la tendencia favorable de la situación epidemiológica.

Precisamente ese fue uno de los principales temas del encuentro, donde se analizó cómo marcha la prestación de servicios gastronómicos en este nuevo contexto, la preparación de los aseguramientos para el turismo, y la reapertura de las instalaciones culturales.

Según dio a conocer la ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, ya funcionan en el país 7 163 establecimientos gastronómicos, con una tendencia al incremento de la modalidad de reservaciones, que ha tenido muy buena acogida en la población.

A su vez, se crean condiciones para respaldar el reinicio del turismo y se mantiene una revisión de los protocolos sanitarios aprobados, en cuyo cumplimento hay responsabilidad colectiva.

Asimismo, comentó acerca de la tendencia al incremento de los precios minoristas de las ofertas, fundamentalmente en las formas no estatales de gestión, y con mayor incidencia en productos listos para el consumo como las cervezas, refrescos y rones.

De igual manera, insistió en la necesidad de incrementar las ofertas elaboradas a partir de la autogestión y el vínculo con formas productivas y productores, lo cual aún constituye una «tarea pendiente».

«Necesitamos abrir los establecimientos», enfatizó el Primer Ministro. Lo primero, señaló, es tener claro qué lugares están más complicados epidemiológicamente y en los cuales se justifican medidas más restrictivas, en los otros, siempre que se reduzcan los riesgos de contagio, el proceder tiene que ser más dinámico.

«Vamos a parecernos a la realidad; hay que cerrar donde están los problemas, no es cerrar por cerrar», comentó.

Sobre el reinicio de las actividades turísticas, la viceministra primera del sector, María del Carmen Orellana, comentó la garantía que constituyen los nuevos protocolos de actuación y las medidas que se están poniendo en práctica en todos los aeropuertos, previo al arribo de turistas.

Al dirigirse a las autoridades gubernamentales enfatizó en la prioridad con que se debe trabajar para contribuir a la promoción de la imagen Cuba también desde las localidades. El trabajo de todos es sumamente importante en este nuevo momento, destacó.

Todo está bien estudiado —aseguró el Primer Ministro— y nos basamos científicamente en la eficacia de nuestras vacunas y el trabajo de tantas personas que día a día ha contribuido a ello.

«Este protocolo no es abrir y me olvidé», aquí hay nuevas maneras de controlar y de dar un seguimiento, para que lo diseñado nos permita evitar que tengamos el riesgo de grandes rebrotes, valoró.

Particularmente sobre el tema de los aseguramientos enfatizó en la prioridad con que se debe trabajar en los territorios para lograr encadenamientos con los productores independientes, y que sus productos lleguen a las ofertas que haga el turismo.

Acerca de la apertura de actividades culturales, sobre lo cual explicó la viceministra primera de Cultura, María Elena Salgado, el Primer Ministro señaló la necesidad de buscar opciones que garanticen un control y cumplimiento de los protocolos.

Aparte de nuestra bella naturaleza, de nuestras playas —subrayó— «la cultura juega un papel imprescindible en la comercialización y el arribo de turistas al país».

OTROS TEMAS EN LA AGENDA DEL GOBIERNO

El rescate de monumentos e instituciones que son patrimonio del país no siempre dependen de recursos materiales, a veces depende del interés que a esos asuntos se brinde en los territorios donde se encuentran.

Sobre ello se debatió también con minuciosidad durante la reunión en la cual se evaluó la atención a monumentos amenazados, museos cerrados y casas de la cultura con un alto deterioro en sus instalaciones.

Al respecto, Marrero Cruz llamó a buscar todas las alternativas posibles para recuperarlos. Tenemos que rescatarlos —refirió— y es una operación que tenemos que asegurar, con acciones rápidas y la adopción de medidas preventivas para evitar un deterioro mayor.

En el país se han identificado en mal estado 98 monumentos nacionales, locales y otras zonas de protección, de los cuales se han rescatado 51.
«Es verdad que todo lo podemos resolver de una vez, pero no podemos olvidarnos de estas cosas a la hora de planificar presupuesto», enfatizó el Primer Ministro.

En tal sentido, llamó a incrementar el rigor, por parte de la estructuras de la Cultura y de Patrimonio, a la hora de conceder los permisos para la restauración, velando por que las cosas realmente se hagan en función de preservar el patrimonio en todos los lugares.

Otro de los temas de la agenda de trabajo fue el análisis de la implementación de la política para los Servicios Comunales, que fue aprobada en marzo de 2021. El reordenamiento que a partir de ella se propone tiene el propósito de extender a todo el país la experiencia de La Habana, donde se creó un sistema empresarial subordinado a los gobiernos provinciales y municipales, para incrementar los niveles de actividad y satisfacción de la población.

Ante la complejidad y diversidad de los asuntos asociados a este tema, el Primer Ministro dejó claro que no necesariamente los servicios comunales de La Habana tienen que ser iguales a los de otra provincia. Ninguna provincia o municipio es igual a otra —comentó— de ahí la responsabilidad que tiene cada territorio de diseñar los servicios comunales que en ellos se demandan. «Hay que organizar y conducir bien este proceso», puntualizó.

Un tema de especial seguimiento en estos encuentros es la actualización de la marcha del perfeccionamiento del comercio y la gastronomía en el país. Entre los aciertos que hasta el momento se constatan, la ministra de Comercio Interior, destacó la recuperación y mantenimiento de mil 378 bodegas; la informatización de las oficinas del Registro de Consumidores (las conocidas OFICODAS); y la incorporación de modalidades de venta como la de Garaje y a Plazos.

A su vez, refirió direcciones en las cuales falta mucho trabajo por hacer todavía, como es el caso de la extensión del uso de canales electrónicos para cobros y pagos; incentivar el servicio a domicilio; e incrementar la autogestión ante el déficit de productos.

El Primer Ministro advirtió la necesidad de que, a partir de la autonomía y facultades que tienen los administradores, se busquen realmente alternativas y soluciones al tema de los abastecimientos.

«En eso tenemos que ser muy exigentes todos los municipios, para lograr que de verdad cumpla el objetivo de una transformación profunda en la gastronomía de nuestro país».

Con la reapertura de los servicios que se ha comenzado a vivir en el país, acotó, no podemos obviar en ningún momento el control, para que el perfeccionamiento empiece a dar frutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *