24 de enero de 2022
Con la vocación de servidores públicos

Con la vocación de servidores públicos

La convicción de que los servidores públicos se deben al pueblo, que la sensibilidad y la ética son cualidades imprescindibles de cualquier jurista, y que la calidad de los servicios es una garantía para generar cada vez más confianza en la población, fueron algunas de las ideas reiteradas durante la reunión de trabajo del Ministerio de Justicia realizada este viernes en el Palacio de la Revolución y encabezada por el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz.

“El papel que juega este Ministerio, la actividad jurídica en sentido general, en las profundas transformaciones que estamos realizando, es clave, es el cimiento, es el timón, es todo, las bases, la coraza es totalmente jurídica”, afirmó el Jefe de Gobierno.

En ese sentido, apuntó que “se han manifestado dificultades, algunas de las cuales persisten, por lo cual no podemos estar satisfechos, y de ahí que el papel rector de este Ministerio tiene que seguir fortaleciéndose, para que ese gran ejército de juristas en el país continúe preparándose y jugando el papel que le corresponde”.

Un diálogo profundo, crítico e inteligente, centrado en los problemas identificados en este sector, planteó las fortalezas, pero también las insuficiencias que se deberán resolver para perfeccionar y fortalecer el Sistema de Justicia en Cuba.

Entre los problemas, se señalan las deficiencias que persisten en el desempeño de notarios y registradores, lo que genera inconformidades en la población a partir de errores en el trabajo y falta de sensibilidad para atender a las personas.

A esas dificultades se suman otros problemas internos como las insuficiencias en la gestión integral de la política de cuadros en el Organismo y la preparación de los recursos humanos.

Pero, a pesar de estas y otras insatisfacciones, aun en tiempos de pandemia y del recrudecido bloqueo que impone el gobierno de Estados Unidos, el Ministerio de Justicia avanzó en objetivos claves referidos a transformaciones institucionales, el proceso de informatización, el asesoramiento jurídico en las diferentes estructuras del Estado y el Gobierno, el vínculo con las Universidades, la aplicación de la ciencia y la innovación, así como el perfeccionamiento del control sobre las respuestas a los planteamientos de la población.

Y justamente, elevar la calidad de los servicios y preparar adecuadamente a quienes trabajan en este sector es una prioridad para el Ministerio de Justicia, según aseveró el Titular del Organismo, Oscar Silvera Martínez.

“El tema tiene que ver con que nosotros gestionemos adecuadamente esa política de cuadros, esa gestión de los recursos humanos; por ello, insistimos mucho desde la captación, la selección rigurosa, la preparación, la formación inicial de nuestra gente, la preparación continua en el desempeño, el control, la exigencia, la motivación, la consolidación de valores”, explicó Silvera Martínez.

El Ministro de Justicia señaló que “sigue y seguirá siendo indispensable contar con trabajadores, especialistas y cuadros preparados técnica y jurídicamente, con una cultura general integral sólida; pero, se requiere junto con eso y muchas veces más que con eso, cuadros y personas, trabajadores con sólidos valores, el de la sensibilidad, de la profesionalidad, de la decencia, de mantener un comportamiento ético a prueba de balas, que no haya espacio a la corrupción, al favoritismo, al amiguismo”.

 “En esos temas nosotros apreciamos que hemos avanzado, pero nos faltan grandes trechos y por eso, ahí es hacia donde nos tenemos que enfocar”, subrayó el Titular de Justicia.

Las proyecciones de trabajo del Ministerio de Justicia para el 2021 están bien definidas, y entre las prioridades figuran: eliminar las trabas que complejizan los procesos y causan molestias en la población, así como perfeccionar la gestión integral de los recursos humanos para consolidar valores esenciales como la profesionalidad, sensibilidad y la decencia en el ejercicio de sus funciones.

Al resumir el encuentro, el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz reflexionó acerca de otros desafíos para el Organismo y el sector, como trabajar con intensidad y calidad para cumplir con el Cronograma Legislativo, elevar la calidad en la prestación de los servicios, el perfeccionamiento constante de las normas jurídicas, fomentar una cultura jurídica en la población y seguir ofreciendo oportunidades de desarrollo y protagonismo a los profesionales más jóvenes.

  “Los jóvenes tienen un papel muy importante en esta transformación de generaciones y, sobre todo, en garantizar una continuidad”, aseguró el Jefe de Gobierno.

Al respecto reflexionó que “nosotros necesitamos que prime la juventud, los que llevan la edad, los que les corresponderá, ya hoy presente y futuro; y los que tenemos un poco más de juventud acumulada tenemos que tener juventud en la mente, pensar como jóvenes, que es pensar como revolucionarios”.

Marrero Cruz consideró que “pensar como revolucionarios es la insatisfacción con lo que estamos haciendo, la necesidad de hacer más, de transformar no pensando uno mismo, sino pensando en los demás, pensando a qué nos debemos, y eso es lo que pedimos de la juventud, eso es lo que pedimos de todos los juristas del país”.

La sesión de trabajo del Ministerio de Justicia, que evaluó las proyecciones del organismo para este año, ratificó el compromiso de sus directivos y trabajadores con la misión de defender la justicia en Cuba -de manera transparente- y servir siempre al pueblo. (Tomado de Cubasí)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *