23 de octubre de 2021
Bandera de la eficiencia ondea en Termoeléctrica de Cienfuegos por el Primero de Mayo

📹 Bandera de la eficiencia ondea en Termoeléctrica de Cienfuegos por el 1ro de Mayo

La termoeléctrica Carlos Manuel de Céspedes, de la provincia de Cienfuegos muestra indicadores de eficiencia que no pueden empañar ni la pandemia de la COVID-19, ni el bloqueo norteamericano a Cuba, y son dignos resultados para celebrar este Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores.

En lo que va del cuatrimestre, y en saludo a la cita proletaria, el colectivo integrado por más de 400 hombres y mujeres logró cumplir la generación al 114,5 por ciento y situar la potencia disponible en 3,4 por ciento, muy por encima de lo planificado, es decir, ha permanecido más tiempo disponible para cuando lo demande el Sistema Eléctrico Nacional.

El ingeniero Yeranis Zurita García, director técnico de la entidad, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que en el consumo específico bruto dejaron de gastar 909 toneladas de combustible, un indicador muy efectivo para medir la eficiencia, tal y como ocurre con el factor de insumo, en el cual la energía a consumir por los equipos, para la generación propia, se redujo en 112,9 megawatt/hora.

Ingeniero Yeranis Zurita García

En enero de este año la Carlos Manuel de Céspedes fue sede nacional de la conmemoración por el Día del Trabajador Eléctrico, por sus relevantes méritos que sostienen más de 40 años como Vanguardia en su actividad, relevante para la economía del país.

También en diciembre pasado, esa empresa cienfueguera mereció el Premio Nacional de Calidad de la República de Cuba.

Durante este cuatrimestre la entidad ha mantenido su estabilidad a pesar de afectaciones con el bloqueo norteamericano a esta Isla, sobre todo en la reducción de la entrada de combustible al país.

Y un fuerte protocolo sanitario de enfrentamiento a la COVID-19 permitió que en más de un año de pandemia, solo reportaran un brote a mediados del mes de abril del presente año.

0-01-termoelectrica-cienfuegos-2.jpg

La respuesta de directivos y trabajadores fue vital para proteger al personal, evitar más contagios y mantener en línea a las dos unidades de 158 megawatts/hora cada una.

Este Primero de Mayo, los obreros de esta termoeléctrica no desfilaron por la Plaza de Actos de Cienfuegos a la cabeza de su sindicato, en cumplimiento de las medidas sanitarias de aislamiento ante la pandemia.

Sin embargo, cuando alguien mire a lo alto de la torre que distingue a esa industria, podrá tener garantía de la perenne eficiencia, no solo en el humo que escapa por la chimenea, también en el sordo ronroneo de sus equipos operados por mujeres y hombres de talla mayor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *