19 de enero de 2022

Aplican la ciencia en Cienfuegos para obtener maíz transgénico

Elevar los rendimientos agrícolas con la aplicación de la ciencia es una de las metas que avanza para obtener el maíz transgénico, en la empresa agropecuaria Horquita, de la provincia de Cienfuegos, en conjunto con el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Cuba.

Rolando Pérez Ramos, director de la entidad agropecuaria cienfueguera, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que plantaron en unas 17 hectáreas (ha), dos líneas de maíz para del cruzamiento de ambas producir un híbrido, con mejores condiciones genéticas.
Indicó que al extender el cultivo del grano desarrollado esperan un aporte de entre siete u ocho toneladas (t) por ha.

Actualmente en Horquita alcanzan rendimientos bajos, ubicados en 1,5 t por ha de una semilla de maíz tradicional, aunque requiere de los paquetes tecnológicos destinados a este tipo de cultivos.

Saúl Abraham Rodríguez, especialista principal de los cultivos en la Empresa, aseguró que para lograr el grano mejorado plantaron de forma intercalada cinco surcos de maíz con la hembra de la variedad L-36 y otro tanto con los ejemplares de machos CT-9, obtenidos ambos en el CIGB.

Dijo que este maíz no es perjudicial para el consumo, porque no afecta ni animales, ni a humanos, y una vez obtenido el híbrido podrá extenderse su siembra a más áreas de Horquita.

Con sistemas de riego localizado y garantía en el paquete tecnológico, la plantación de maíz mantiene ahora todo su esplendor, con el apoyo de tres trabajadores de la empresa.

Al frente de ese pequeño equipo está Noremia Leiva Benítez, obrera agrícola que como celosa guardiana vela por un renglón donde se aplica la ciencia en aras de los altos rendimientos.

“Aquí le hacemos de todo al sembrado de maíz, desde la preparación de la tierra, el aporque, riego, desyerbe, fertilización, y por ello las plantas están sanas, ni picaduras hay en las hojas”.

Cuando comienza a espigar la plantación de ejemplares hembras, entonces eliminan a los machos para proteger la efectiva fecundación del maíz.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *