25 de enero de 2022
Retos socioeconómicos de Cuba en pleno de Partido Comunista

Anuario estadístico de Cuba revela comportamiento del empleo y los salarios en 2020

La Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) acaban de revelar que el pasado año, en el país, de una población en edad laboral de siete millones 096 mil personas estuvieron activas cuatro millones 710 mil, para una tasa de actividad económica del 66,4 por ciento.

Tales indicadores, ligeramente superiores a los alcanzados en 2019 y 2018 aparecen junto a otros -también de interés socio-económico- en el Anuario Estadístico de Cuba 2020 Empleo y Salarios Edición 2021, recién publicado en el sitio web de la ONEI.

De acuerdo con leyes cubanas la población masculina en edad laboral comprende de 17 a 64 años y la femenina de 17 a 59 años; y la económicamente activa abarca tanto a las personas ocupadas como las desocupadas, y la relación entre la población en edad laboral y la económicamente activa es lo que se conoce por tasa de actividad económica, expresada en por ciento.

En el caso de las mujeres son tres millones 377 mil 800 las que están en edad laboral y activas un millón 853 mil 700 para una tasa del 54,9 por ciento, precisa ese informe oficial, al mostrar uno de sus capítulos la evolución de indicadores relacionados con el empleo, los salarios, la protección del trabajo, la seguridad social y la asistencia social.

De acuerdo con la fuente, se han tenido en cuenta las recomendaciones metodológicas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a fin de facilitar las comparaciones a ese nivel.

Cuba cerró el último año con cuatro millones 643 mil 800 ocupados, de los cuales un millón 824 mil 900 son del sexo femenino y un millón 549 mil 300 personas laboran en el sector no estatal, en alusión a las cooperativas agropecuarias y no agropecuarias y a los trabajadores por cuenta propia, quienes en todo el país suman 602 mil 400.

La publicación aclara que el total de ocupados incluye a quienes estén o no comprendidos en la edad laboral y que se desempeñan en un empleo estatal, como sucede con los adolescentes de 15 y 16 años excepcionalmente autorizados a trabajar por las autoridades competentes.

Respecto a los desocupados las estadísticas de la ONEI y del MTTS revelan que al momento de realizarse la investigación ascendían a 66 mil 200 ciudadanos, para una tasa de desocupación de 1,4 por ciento.

Se trata de personas en edad laboral que no trabajaron en el período de referencia de la Encuesta Nacional de Ocupación, por no tener vínculo laboral estable, porque lo habían perdido y han realizado gestiones en busca de otro empleo o porque lo buscaban por primera vez.

De acuerdo con las metodologías se consideran dentro de este indicador quienes no tienen vínculo laboral estable y hayan trabajado al menos ocho horas, así como los disponibles con garantía salarial y con subsidio.(Tomado de Cubasí)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *