26 de octubre de 2021
Vacunación Cienfuegos

Abdala: dosis de amor y confianza para cada cienfueguero

Con Abdala se multiplica la alegría en Cienfuegos, el anuncio de la inmunización, la llegada de la vacuna, el traslado a las Áreas de Salud, su arribo a los consultorios y finalmente esa dosis en miles de hombros, ha significado esperanza y amor, entrega y sacrificio, gratitud y confianza.

Solo en la primera jornada de inmunización, la Perla del Sur superó la cifra de 13 mil 700 personas vacunadas, de un universo de más de nueve mil, entre ellos ancianos, embarazas y puérperas quienes, junto a los niños, son las personas que más debemos cuidar.

El proceso, hasta la fecha, ha sido calificado de exitoso y ello depende, en gran medida del trabajo multisectorial para asegurar, desde varios frentes, esta proeza que asestará un fuerte golpe a la pandemia de COVID-19 que nos mantiene en vilo hace casi diecisiete meses.

La vacunación, más allá de un procedimiento médico, es una fiesta de pueblo que ha involucrado a la comunidad, a las empresas, a los estudiantes y profesores de Ciencias Médicas, a organizaciones, delegados del Poder Popular y a todos los que de manera voluntaria llegan hasta el consultorio a brindar lo poco que tienen.

En estos tiempos cuando el país y la provincia experimentan la más alta cifras de contagios por SARS-CoV-2 y la vez suministra a su población la primera vacuna Latinoamericana, resulta esencial corresponder a ello con responsabilidad y organización.

Los 150 vacunatorios de la ciudad de Cienfuegos cuentan con equipos de trabajo encargados de comunicar por cada vivienda, qué día corresponde la vacunación y entorno a ello se hace necesario el llamado a la disciplina y comprensión de la ciudadanía,

El proceso contempla varios momentos como la encuesta al paciente, la toma de signos vitales, el esperado pinchazo y luego una hora de observación. Para ello están creadas las condiciones con el objetivo de garantizar la comodidad del paciente y ante todo el cumplimiento de las medidas sanitarias.

Recientemente, la doctora Dumeivy García Sánchez, vicedirectora municipal de Salud, aseguró que el territorio cabecera cuenta con la primera dosis de Abdala para todos los mayores de 19 años.

Por tanto, si es usted una de esas personas que acude al consultorio, sin previo aviso, e intenta hacer fila para vacunarse, le sugiero que espere en casa el momento en el que alguien toque a su puerta con la esperada noticia porque, de seguro,más pronto que tarde llegará ese instante de felicidad.

Cuba realiza un gigantesco esfuerzo para inmunizar antes de que concluya el año a toda su población, nuestras vacunas, ejemplo de soberanía y símbolos de historia y sentimiento Patrio, estarán en la sangre de cada uno de nosotros, de eso que no exista, la menor duda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *