Otro paso en la escalada agresiva: EEUU pone a Cuba en la lista negra de Trata de Personas

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, presenta el informe sobre el tráfico de personas el 20 de junio de 2019 en Washington. Foto: AFP

Estados Unidos agregó este jueves a Cuba a su lista negra de países que no hacen lo suficiente para luchar contra la trata de personas, una designación que puede conllevar sanciones.

El gobierno de Donald Trump acusó, en un informe anual, a Cuba de tráfico de personas a través de su programa de envío de médicos a otros países, una mendaz acusación que ha sido empujada por los sectores ultraderechistas de esa administración y especialmente por los senadores anticubanos Marco Rubio y Bob Menéndez, quienes pretenden se restablezca el infame programa de Parole para médicos, como método de saqueo de profesionales cubanos de la salud.

Cuba, en la mira de Estados Unidos desde la llegada de Trump al poder en 2017, es señalada en el informe de forzar a médicos a formar parte de sus misiones internacionales.

El informe dijo que Cuba canceló a fines de 2018 su programa «Mais Medicos» en Brasil después de que el entonces presidente electo, Jair Bolsonaro, lo describiera como tráfico de personas.

«Ciertamente, en Cuba hay preocupaciones importantes en torno al trabajo forzoso de las misiones médicas», dijo a AFP el embajador John Cotton Richmond, al frente de la oficina del Departamento de Estado para el combate del tráfico de personas.

Es la nueva construcción propagandística contra Cuba de sectores de poder de una nación donde más de 400 mil personas están calificados por estudios internacionales como esclavos modernos.

Tras el anuncio de hoy, Cuba y Arabia Saudita se unieron a China, Corea del Norte, Irán, Rusia, Siria y Venezuela en el listado de países cuyos gobiernos, según Washington, no cumplen con los estándares mínimos estipulados por la ley estadounidense de protección de víctimas de trata, y que tampoco están adoptando medidas significativas para hacerlo.

Richmond dijo que se evaluó a Cuba en su lucha contra todo tipo de trata, no sólo la de fines sexuales y el turismo sexual, y «quedó claro que la decisión del secretario fue clasificar al país en el Nivel 3».

Además de cuestionar las misiones médicas, el reporte dijo que el gobierno cubano «no criminalizó todas las formas de trabajo forzoso o tráfico sexual de jóvenes de 16 y 17 años», y tampoco buscó identificar a las víctimas de trabajo forzado, entre otros reclamos.

Esta lista negra corresponde al Nivel 3 del Informe sobre la Trata de Personas, o Informe TIP por sus siglas en inglés, que clasifica a los gobiernos en niveles del 1 al 3 según sus esfuerzos para reconocer y combatir la trata de personas.

El Nivel 3 significa que Estados Unidos puede restringir la asistencia económica al país o retirar el apoyo del Fondo Monetario Internacional u otros organismos de desarrollo global, algo que no tiene efecto práctico en el caso de Cuba; pero la decisión sí reafirma la disposición de la Casa Blanca de reforzar los planes agresivos contra la Revolución Cubana.

En la presentación del informe, el Secretario de Estado Michael Pompeo dijo que:»Esas medidas y el mensaje que las acompaña son muy claros: si ustedes no se oponen al tráfico, Estados Unidos lo hará».

Ivanka Trump, hija y asesora del mandatario, también asistió a la presentación del espurio informe.

El Programa de Parole para Médicos cubanos formó parte del arsenal para privar al país de médicos, enfermeros y otros profesionales del sector, en una virtual operación internacional de robo de cerebro promovida por el gobierno de los Estados Unidos desde el año 2006, y un atentado contra las misiones médicas humanitarias y solidarias de Cuba en países del Tercer Mundo. Esta política incitó al personal cubano de la salud que colabora en terceros países a abandonar sus misiones y emigrar a los Estados Unidos, convirtiéndose en una práctica censurable que dañó los programas de cooperación médica internacional de Cuba. Fue uno de los programas migratorios de Estados Unidos que aplicaba sólo a cubanos. El 12 de enero de 2017, el gobierno de los Estados Unidos decidió poner fin a este programa, al igual que a la Política de Pies Secos-Pies Mojados.

Cuba rechaza inclusión en lista negra sobre trata de personas

El Gobierno estadounidense incluyó hoy a Cuba en su lista negra de países que no hacen lo suficiente para combatir el tráfico de personas, una medida que puede llevar a la imposición de medidas coercitivas, y en la que mantuvo a Venezuela, Rusia, Irán, Corea del Norte, y ahora también coloca a Arabia Saudí.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, denunció esta acusación inmoral y consideró esta calumnia de EE.UU. la peor categoría en su informe de trata de personas, atacando la colaboración médica cubana, ejemplo de solidaridad, humanidad y de cooperación noble y legítima entre los países del sur.


De igual forma el Ministro de relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, rechazó la calificación arbitraria y unilateral y reiteró que Cuba se distingue por una política de tolerancia cero y desempeño ejemplar en la prevención y combate a la trata de personas con baja incidencia de este flagelo. Son resultados asociados a nuestros logros sociales y de seguridad ciudadana e igualdad de oportunidades.

El canciller cubano expresó además en su cuenta en Twitter que Estados Unidos es el país que mayor presupuesto dedica a la producción y comercio de armas, las que a diario provocan muerte y dolor, ataca la colaboración médica cubana, ejemplo de solidaridad y humanidad y de la cooperación noble y legítima que existe entre los países del sur.

Embajadora cubana condena nueva acción de EE.UU. contra la isla

La representante permanente alterna de Cuba ante la ONU, Ana Silvia Rodríguez, condenó la más reciente acción del Gobierno de Estados Unidos contra la isla, al incluirla dentro de un informe sobre trata de personas.


La arbitraria y unilateral calificación de Cuba realizada por Washington en su informe sobre trata de personas es otra nueva calumnia para justificar su creciente hostilidad contra la Mayor de las Antillas, escribió en su cuenta oficial en Twitter.

También el canciller cubano, Bruno Rodríguez, empleó esa plataforma digital para denunciar la reciente maniobra estadounidense.

‘Rechazo calificación arbitraria y unilateral de #EEUU al ubicar a #Cuba en la peor categoría de su informe sobre trata de personas’.

Además, apuntó, las autoridades del país norteño carecen de autoridad moral para hacer evaluaciones o calificaciones de otros Estados.

Cuba se distingue por una política de tolerancia cero y desempeño ejemplar en la prevención y combate a la trata de personas con baja incidencia de este flagelo, resultados asociados a nuestros logros sociales y de seguridad ciudadana e igualdad de oportunidades, recalcó el canciller.

La víspera, Estados Unidos incluyó a Cuba en una lista de países que según Washington incumplen las normas mínimas para eliminar la trata de personas, pese a la tolerancia cero declarada por la isla contra ese fenómeno.

De acuerdo con afirmaciones del secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, en la presentación del controvertido reporte anual sobre el tráfico de personas, relativo a 2018, tal problema constituye una crisis global y requiere una respuesta a esa escala.

La unilateral relación cuenta con 22 naciones, la misma cantidad del año pasado, pero ahora excluyeron a Bolivia, Belice, Gabón y República Democrática Popular Lao, y sumaron a Arabia Saudita, Bután y Gambia.

Por otra parte, entre los países que se mantuvieron en el listado se encuentran Venezuela, Rusia, Irán y la República Popular Democrática de Corea.

Textos relacionados

Autor: Redacción RCM

Equipo de editores del sitio Web de Radio Ciudad del Mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *