Tener un perro podría alargar la vida a personas con enfermedades cardíacas

perro-hombre

Científicos canadienses descubrieron que tener un perro podría alargar la vida a los dueños, en particular a las que sufren de enfermedades cardíacas.

En un estudio publicado en la revista Circulation de la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), los expertos analizaron 10 investigaciones llevadas a cabo a lo largo de las décadas acerca de la relación entre ser longevo y tener un perro.

Según sus hallazgos, tener un can podría reducir en hasta un 24 por ciento el riesgo de mortalidad de los dueños, en comparación con personas que no poseen mascotas.

Los datos recopilados, que incluían informaciones de más de 3,8 millones de voluntarios, mostraron que tener un perro en casa es especialmente beneficioso para quienes padecen enfermedades cardíacas, ya que pueden reducir en hasta un 31 por ciento la probabilidad de que sus dueños se mueran a causa de este tipo de dolencias.

“Tener un perro se asocia con un menor riesgo de muerte a largo plazo, lo que posiblemente se deba a una reducción de la mortalidad cardiovascular”, concluyó el estudio.

Dhruv Kazi, cardiólogo del Beth Israel Deaconess Medical Center, puso de relieve que “los perros ofrecen compañía, reducen la ansiedad y la soledad, aumentan la autoestima y mejoran el estado de ánimo general”, lo que puede, en primer lugar, afectar la salud mental.

El médico destacó en un editorial en la revista de AHA que los perros traen consigo también beneficios físicos, ya que exigen que su dueño les lleve a caminar, incentivándolos a ejercitarse frecuentemente. Los dueños de un can tienden a pasar más tiempo al aire libre, lo que ya se sabe desde hace mucho que es beneficioso para la salud. Además, el simple hecho de acariciar a un perro, especialmente uno familiar, es capaz de reducir la presión arterial de una persona.

Kazi puso de relieve que otros factores, además de los propios perros, pueden ser un refuerzo positivo para la salud, ya que “los dueños de mascotas tienden a ser más jóvenes, más ricos, mejor educados y más propensos a casarse, lo que mejora la salud cardiovascular”. Sin embargo, Kazi afirmó estar convencido de que “la asociación entre tener un perro y mejorar la longevidad es real y es probable que sea al menos parcialmente causal”.

(Tomado de Sputnik)

Textos relacionados

Autor: Redacción RCM

Equipo de editores del sitio Web de Radio Ciudad del Mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *