Radio Ciudad del Mar: Ocho décadas de historia

Literary Cafe radio program Por:  

Por: Doris Era González

El primero de julio se cumplirán 80 años de que saliera al aire la emisora Radio Ciudad del Mar, con otro nombre, en un local distinto y con diferentes siglas identificativas. Una emisora que ha marcado momentos destacados en su historia y que se inserta muy bien en el panorama histórico-cultural cienfueguero.

La ciudad de Cienfuegos, fundada como colonia Fernandina de Jagua el 22 de abril de 1819 se destacó desde sus primeras décadas por ser una zona azucarera por excelencia y la presencia de un poderoso capital comercial en manos de españoles y criollos, que se hizo más fuerte en las primeras décadas del siglo veinte. Por ello no es sorprendente que Cienfuegos fuera uno de los lugares del país donde nace primero la radio, que servía para la propaganda comercial.

La radio en Cuba aparece el 22 de agosto de 1922 y unos meses después salió la primera planta radial en la ciudad. Oficialmente tomamos como inicio de la radio cienfueguera el 30 de agosto de 1923, cuando inicia sus transmisiones la 6 BY de José Ganduxe, quien era propietario de la KERMAN eléctrica S.A.

Grabando en la radioYa a fines de ese año Cienfuegos contaba con cuatro emisoras que transmitían espacios informativos, musicales y culturales. Una de ellas, la 6 AZ transmitió en control remoto la retreta de la Banda Municipal desde el parque José Martí y poco después una presentación de Sindo Garay.

A partir de la década del treinta esas plantas locales cambian su identificación por las letras CMH, correspondientes a esta región, y así tendremos en la ciudad la CMHL que trasmitía desde el “Roof Garden” del Hotel San Carlos desde 1930, la CMHW del “Lente de Oro” que ahora es la emisora provincial de Villa Clara y que salió al aire en Argüelles y Gacel en 1933. Además apareció la CMHJ en los altos del Hotel Bristol y que después fue trasladada a Santa Cruz y San Luis, la CMHA en Argüelles 200 A, la CMHX en Castillo 118 entre Prado y Cristina y en el municipio de Cruces, la CMHK, “LA Casa Virgilio”. Todas ellas aparecieron antes que la antecesora de Radio Ciudad del Mar, tuvieron una importancia cultural e hicieron crecer el gusto por la radio en la región cienfueguera.

En ese contexto histórico, el 1 de julio de 1936 sale al aire oficialmente la CMHM, “La emisora del Aceite Martí”, en el Hotel Unión, que era uno de los más importantes de la ciudad en ese período. Comenzó a trasmitir programas informativos, musicales y culturales con la consabida propaganda comercial. Se presentaron artistas importantes como Bola de Nieve, Rita Montaner, el guitarrista español Vicente Gelabert y tenía espacios como “La Hora de la Cultura Popular” en los cuales profesores destacados de la ciudad ofrecían conferencias sobre figuras significativas de la cultura cienfueguera.

La CMHM en medio de la competencia con otras emisoras locales logró entonces buena aceptación en la ciudad al punto de que el 26 de diciembre de 1938 inauguró su nuevo local en Prado casi esquina a San Carlos, tras ser adaptado el antiguo local de la farmacia Rubín para emisora, que contaba con un escenario con doscientas lunetas. Se inauguró con una revista musical escrita por el artista de la plástica cienfueguero Benjamín Duarte y la participación de Germán Pinelli y otros artistas. Comenzó así el programa “La Escala Artística” de radioaficionados que obtuvo gran éxito.

Poco después apareció otra emisora en la ciudad, la CMHO, en Argüelles entre Cuartel y Cid, y el capital de Castaño se trasladó para esa planta radial que le hizo una fuerte competencia, pues presentaba a artistas de la talla de Pedro Vargas en sus estudios.

La CMHM siguió su historia con la transmisión de programas dedicados a niños, jóvenes y mujeres además del público en general. En sus estudios se ofrecieron conferencias como la dictada por el intelectual y político cienfueguero Carlos Rafael Rodríguez, pero otras emisoras tenían también bastante aceptación como la CMHJ por la presentación de orquestas como la Aragón, que allí fue bautizada con ese nombre y las actuaciones de sus “cuadros dramáticos” que ofrecían teatros radiales entre otros dramatizados.

La competencia radial hizo que la CMHM comenzara un período de crisis que culminó con la hipoteca de la emisora y el 20 de febrero de 1946 fue vendida al Partido Socialista Popular y la CMHM pasó a ser filial de la habanera “Mil Diez”, pero con programas propios.

A partir de esa fecha comienza un nuevo período para la emisora, bastante desconocido en el país, pues esta planta radial mantenía sus espacios musicales, informativos, juveniles, infantiles, algunos con participación del público, y se encadenaba en el horario nocturno con la Mil Diez habanera.

Por el clima político que se vivía en el país, el 21 de agosto de 1947 fue asaltada por miembros de la Legión Integralista .Destruyeron los equipos pero poco después fueron sustituidos por otros nuevos que fueron adquiridos por el Partido Socialista Popular.

La emisora continuó sus programas habituales y en la esquina donde estaba ubicada se efectuaron actos multitudinarios con la presencia de líderes comunistas y obreros, entre ellos Juan Marinillo y Lázaro Peña.

La situación del país hizo que el primero de agosto de 1948 la CMHM fuera vendida por orientaciones del Partido. Sus compradores fueron Modesto y Roberto Vázquez, quienes habían comenzado y triunfado antes en la CMHJ y desde hacía algún tiempo tenían gran éxito en La Habana, en la CMQ. La emisora permaneció en el mismo local con algunas transformaciones y se convirtió en la CMHU, Radiotiempo., que cambió su frecuencia a los 720 kilociclos en 1949.

En ese período la emisora llegó a alcanzar gran aceptación popular por su programación variada en la cual predominaba la música, muchas veces de “estreno exclusivo” en el país, las presentaciones en vivo de las principales orquestas habaneras, y una política informativa que criticaba los problemas sociales más acuciantes de la sociedad.

El éxito alcanzado fue tal que sus dueños abrieron con este nombre otras emisoras de “La Cadena Independiente”• como hacían llamarlas en el país. Instalaron para la Radiotiempo cienfueguera nuevos equipos de más potencia y una torre en el terreno de Los Amarillos. La emisora se escuchaba no solamente en Las Villas sino en otros lugares del país y fuera de Cuba. Decían que en el Canal de Panamá, Radiotiempo era un faro de orientación para los barcos que cruzaban por allí.

Aunque la CMHJ cienfueguera había eclipsado y se convirtió en una repetidora de Unión Radio, sin embargo, nacieron otras emisoras en la ciudad como Radio Circuito Sur en 1952 y Radio Cienfuegos en 1954. En 1956 apareció Radio Popular, primero en el barrio de Pueblo Griffo y después en San Fernando y Prado. Ya por entonces Radiotiempo S.A. inauguró la séptima emisora de la Cadena Independiente, la CMHH, La Onda de la Música, en el mismo local de Radiotiempo. Esa emisora era eminentemente musical y no tenía anuncios comerciales.

Tras el triunfo revolucionario desaparecieron el resto de las emisoras cienfuegueras excepto Radiotiempo. Desparecieron también los periódicos cienfuegueros El Comercio y La Correspondencia en una ciudad que se había caracterizado desde el siglo diecinueve por tantas publicaciones periódicas. Hasta 1980 en que apareció el 5 de Septiembre, esta región tiene muy escasa presencia en los medios de comunicación.

El primero de enero de 1969 fue cambiado el nombre de Radiotiempo por el de Radio Ciudad del Mar y continuó transmitiendo en el mismo local hasta el 10 de junio de 1973 en que fue trasladada a avenida 58 nro. 3311, edificio que ocupó antes el Centro de Detallistas y la CTC. En 1976 pasó a ser la emisora provincial de Cienfuegos, tras la primera división político-administrativa.

La emisora creció en número de trabajadores, y a pesar de que las condiciones no eran óptimas para hacer radio, su colectivo elaboró importantes programas y se ganó una notable radioaudiencia. En 1978 se inauguró un transmisor de 10 kilos en Palmira y en 1980 otro de un kilo en Aguada por lo que pudo ser escuchada en distintos lugares de la provincia.

Radio Ciudad del Mar obtuvo premios en los Festivales Nacionales de la Radio desde que comenzaron y otros galardones alcanzados por sus trabajadores.

En 1995, el 5 de septiembre, fue trasladada de local para el lugar que todavía hoy se encuentra, frente al Malecón cienfueguero. En 1998 comenzó a transmitir también por FM y cambia sus iniciales de CMHU por CMFL .

En 1999 se celebró en Cienfuegos el Festival Nacional de la Radio y Radio Ciudad del Mar obtuvo el primer lugar como provincia y como emisora provincial. En el año dos mil se reinició la transmisión de las veinticuatro horas que había sido interrumpida por la crisis del período especial.

En el 2001 el 14 y 15 de julio se transmitió en vivo el Campeonato mundial de lanchas rápidas Fórmula T-1, Cuba Armonía Vital, Copa Corona. Por primera vez en la historia se logra transmitir para todo el mundo en vivo y en audio real a través del sitio WEB. Fue el primer envío digitalizado en tiempo real en el interior del país.

Radio Ciudad del Mar ha continuado en la preferencia de los oyentes cienfuegueros y en la provincia se inauguraron tres nuevas plantas radiales, Radio Cumanayagua en el 2003, Radio Cruces en el 2004 y Aguada Radio en el 2005, emisoras que también han obtenido premios en los distintos Festivales Nacionales de la Radio.

Ocho décadas de historia radial de la emisora provincial, y casi 93 años de historia de este medio de comunicación en Cienfuegos.

facebook-profile-picture

Acerca de: Redacción RCM

Equipo de editores del sitio Web de Radio Ciudad del Mar.

2 Responses to Radio Ciudad del Mar: Ocho décadas de historia

  1. Carlos A. Villanueva dice:

    quisiera conocer mas de la emisora que fundó mi abuelo y donde trabajó mi padre antes de venir a la habana, la cmhk de cruces. gracias

  2. Fabio Bosch dice:

    A ver Carlos, de cuál de los hijos de Virgilio eres hijo tú?. Yo tengo muchas cosas de la CMHK pues mi padre fue locutor allí siempre, fue como hermano de Viví Villanueva y bueno, tu abuelo debió ser mi padrino, pero la vida le jugó una mala pasada y se nos fue de este mundo antes de eso. Me puedes escribir a bosch@enet.cu … será un gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *