El primer 26 de julio sin Fidel

El primer 26 de julio sin Fidel Por:  

Amanece en la Isla y anuncian que no se trata de una jornada cualquiera, en Cuba se celebra el Día de la Rebeldía Nacional.  Una jornada de recordación histórica, inauguraciones de obras, empeño del pueblo para que la fecha trascienda, banderas rojo y negras ondeando en la plaza… El primer año sin Fidel.

Suele recordársele siempre, pero en fechas como éstas su figura emerge en el pensamiento de los cubanos. ¡Primer 26 de julio sin Fidel! , comentan con añoranza quienes lo inmortalizan, en días como este, frente al micrófono con sus dotes de buen orador, enrumbando el camino, tal como hiciera aquel día de lucha, cuando los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes se convirtieron en trinchera.

Tenía una manera singular de atraer la atención del público. Con su porte de líder se acercaba al estrado, organizaba algunas hojas de papel, y luego terminaba ignorándolas para rememorar la historia, hacer coincidir pasado y presente; presente y futuro. Las extensas horas se convertían en minutos tras escucharlo. Muchas veces los aplausos en apoyo a sus ideas, la euforia del público, interrumpían cuánto quería decir; satisfecho elevaba el tono y retomaba su discurso.

Quizás algunos no recuerden tantos detalles, pero sabía cómo hacer de cada pausa, cada frase un manual. Las palabras de Fidel el 26 de julio aclaraban, orientaban, incitaban a continuar, aun cuando la situación no era favorable, y llegaban al pensamiento público, incluso al de los más pesimistas.

Nunca trasmitió autoridad desde esa posición, siempre liderazgo, y tras escucharlo hablar quedaba la convicción, real, de que debíamos continuar el legado de aquellos mártires que quedaron allá, entre los muros de los cuarteles, porque era cuestión de principios, valores, y formaba parte de nuestra historia.

Al terminar, miraba al auditorio con rostro satisfecho de haber cumplido con su deber de cubano, con su deber de revolucionario y de guía; levantaba su mano como muestra de aprecio, saludaba y bajaba el escalón del estrado para acercarse a quienes lo escuchaban. Hay quienes recuerdan haberlo tenido a solo unos metros, un día como hoy, y evocan con orgullo ese primer encuentro.

El primer 26 de julio sin Fidel, sin embargo, desde el amanecer su nombre se repite en cada rincón de esta Isla, en los medios, en la tribuna, en la calle; quizás porque en días como éstos nos acostumbró a recordar y valorar a quienes se entregaron, en cuerpo y alma, a la hermosa obra de la Revolución.

 

facebook-profile-picture

Acerca de: Karenia Pieri Silva

Periodista de los Servicios Informativos de Radio Ciudad del Mar. Ganadora de premios en Festivales de la Radio y concursos convocados por la UPEC. Se desempeño por varios años como Jefa del Departamento informativo. En la actualidad es redactora del Sitio Web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *