Editorial: 150 años después la historia y el presente se abrazan

150 años después la historia y el presente se abrazan (2)

La voluntad y decisión del pueblo cubano de mantenerse fiel al lado de su Revolución y del Partido Comunista de Cuba se puso una nuevamente de manifiesto este diez de abril de 2019 cuando se aprobó la Constitución de la República de Cuba, exactamente a 150 años de proclamación en Guáimaro, Camagüey, de la primera Constitución de la República en Armas en 1869.

La nueva Carta Magna fue enriquecida con el criterio de la población, aprobada en diciembre por la Asamblea Nacional y ratificada en un referendo el 24 de febrero con el voto libre, directo y secreto de alrededor de siete millones de personas, más del 86 por ciento de las que acudieron a las urnas.

La nueva Ley de Leyes de la isla cuenta con 229 artículos, once títulos, dos disposiciones especiales y trece transitorias, así como dos finales, que sustituye a la de 1976 y entrará en vigor este miércoles a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de la República, y uno de sus objetivos es actualizar los modelos económicos y sociales del país.

Esta Constitución es considerada moderna y a tono con la realidad del país. De acuerdo con los expertos, en los fundamentos económicos sobresale el reconocimiento a varias formas de propiedad, como la socialista de todo el pueblo, la privada, la cooperativa, la mixta y la personal. Asimismo, refleja el compromiso del Estado con la promoción de los avances de la ciencia, la tecnología y la innovación de cara al impulso al desarrollo socioeconómico cubano y fomenta la inversión extranjera, considerándola un elemento importante en el progreso de la nación.

Sobre los derechos, la ley acoge las garantías de todas las personas a la vida, la integridad física y moral, la libertad, la justicia, la seguridad, la paz, la salud, la educación, la cultura, la recreación y el deporte. También refrenda la prohibición de las desapariciones forzadas, la tortura, los tratos crueles y el trabajo infantil; y garantizan la libertad de pensamiento y de prensa, la presunción de la inocencia, la protección ante arrestos ilegales, la posibilidad de reclamar cuando se vulneren los derechos y de acceso a la defensa y al debido proceso.

Sin dudas, la proclamación de la nueva carta magna, hace tan solo unas horas, es una victoria más del pueblo cubano en medio de una situación internacional convulsa y de un terrible bloqueo económico y financiero que impone el Gobierno de los Estados Unidos contra la Isla.

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel, evocó la proclamación en Guáimaro, Camagüey, primera Constitución de la República en Armas en 1869, y cómo los independentistas de entonces exigieron respeto a la ley.

En un mensaje en la red social Twitter a pocas horas de proclamarse la nueva carta magna de la nación caribeña, el jefe de Estado de la Isla al citar al héroe nacional José Martí, escribió: “Ni Cuba ni la Historia olvidarán jamás que el que llegó a ser primero en la guerra comenzó siendo el primero en exigir el respeto de la ley. 150 años después la historia y el presente se abrazan, Somos Cuba”. ASI PENSAMOS.

Textos relacionados

Autor: Redacción RCM

Equipo de editores del sitio Web de Radio Ciudad del Mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *