Etapa pos-COVID-19 en Cuba: Prioridades y medidas del sistema nacional de salud

Desde el Palacio de la Revolución, Mesa Redonda con el doctor José Angel Portal Miranda, ministro de Salud, para informar sobre las medidas sanitarias para la etapa pos-COVID-19. Foto: @PresidenciaCuba/Telegram.

Transitar hacia indicadores aún más favorables en el comportamiento de la COVID-19 en Cuba y evitar nuevos brotes de esta enfermedad, causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, son prioridades para el Gobierno cubano tras 107 días de enfrentamiento a la epidemia.

Los resultados, aunque positivos, hablan de no bajar la percepción de riesgo y no confiarse, como han alertado reiteradamente las autoridades de Salud Pública de la nación, encabezados por el ministro del sector, el doctor José Angel Portal Miranda, quien comparece este viernes en la Mesa Redonda.

Portal Miranda informa sobre la actual situación epidemiológica en la Isla y las acciones que realizará el sistema nacional de salud en las tres fases de la primera etapa de recuperación pos-COVID-19 en Cuba.

La pandemia lejos de ceder, “se está acelerando y la cifras lo dicen”

Doctor José Angel Portal Miranda, ministro de Salud Pública. Foto: @PresidenciaCuba/Telegram.
Doctor José Angel Portal Miranda, ministro de Salud Pública. Foto: @PresidenciaCuba/Telegram.
Al iniciar su intervención, el ministro de Salud Pública aseguró que varios países del mundo están emergiendo tras meses de confinamiento por el coronavirus, pero un aumento en los casos mundiales de COVID-19 muestra que la pandemia no terminará pronto. La pandemia lejos de ceder, “se está acelerando y la cifras lo dicen”, dijo.

“Los datos muestran que los casos globales están aumentando a niveles récord, muchos de ellos en América Latina y Asia, con países que han mostrado no tener control sobre el virus, fundamentalmente en nuestra región.

“Desde la última vez que nos vimos aquí (14 días), se produjeron en el mundo 2 051 054 nuevos casos, de ellos 1 150 154 en las Américas que representa el 56,1% del total mundial”, señaló el titular.

Por otra parte, Portal Miranda destacó otros países que han hecho un buen progreso en la desaceleración o la contención del virus, entre ellos Alemania, Corea del Sur y Australia, los nuevos picos en los números de casos resaltan cuán frágil puede ser el entorno posterior al cierre de las medidas, si no se hacen adecuadamente.

“Por eso este proceso, que será continuo, exige disciplina al pueblo”, recordó.

El director general de la OMS, el doctor Tedros, advertía en días recientes que “parece que casi todos los días alcanzamos un nuevo y sombrío registro de COVID-19, pues el domingo 21 de junio, con 183 020 nuevos casos, se reportó el número más alto de contagios desde que se inició la pandemia, que ha cobrado la vida de casi medio millón de personas”.

El virus sigue propagándose rápido y mortal. La mayoría de las personas aún son susceptibles. Ya superan los 9 millones de contagiados en todo el mundo con el nuevo coronavirus, mientras las muertes globales sobrepasan las 482 000 y se han duplicado sólo en siete semanas. Una letalidad que continúa superando el 5%.

El número de infecciones globales continúa aumentando a una tasa de alrededor del 1% al 2% por día desde principios de junio, en momentos en que muchos países están tomando medidas para aliviar las restricciones.

“En las Américas el escenario sigue siendo de riesgo y muy complejo, con una extensión de la transmisión a zonas fronterizas de los países, no solo a las capitales”, alertó el ministro.

Estados Unidos representa el 51% de todos los casos de las Américas y Brasil tiene el 23% de todas las muertes en nuestra región, con más de 52 000 fallecidos. Y no se aprecia que la transmisión se desacelere en este país.

“No hay duda de que uno de los efectos más claros de esta pandemia es haber desnudado la enorme desigualdad social que vive buena parte de los países, sin importar si se trata de países desarrollados o países en vías de desarrollo”, comentó Portal Miranda.

Reflexionó que ya Cuba cumplió este viernes 107 días de enfrentamiento a la COVID-19, desde que el pasado 11 de marzo se diagnosticaban los primeros casos.

¿Cómo hoy se vive en Cuba la epidemia? ¿Qué muestran las cifras de los últimos días?

Se aprecia un enlentecimiento de la transmisión: durante toda la epidemia para diagnosticar un caso ha sido necesario estudiar 70 pacientes. Sin embargo, en los últimos 12 días para hacer un diagnóstico hubo que estudiar 367 casos, mientras en La Habana fue necesario estudiar 269 pacientes para detectar un caso.

  • El país acumula 161 674 muestras realizadas y con los 4 confirmados ayer, suma la cifra de 2 325 confirmados (1,4%- 14,4 PCR por mil habitantes).
  • Total de kit rápidos realizados, 134 548, de ellos positivos 625 (1,2%- 12 kit rápidos por mil habitantes).

Entre los PCR realizados y los kit rápidos, hemos realizado 26,4 estudios por cada 1000 cubanos, comentó el ministro. “Esto nos permite un margen de seguridad responsable en el país. Una epidemia no hay quien la esconda, si se hiciera tendríamos los consultorios llenos”.

Hoy el país tiene el menor número de casos ingresados desde el pico, 1 002 personas, informó Portal Miranda.

En hospitales hay 102 pacientes, y en centros para sospechosos de menor riesgo 19, mientras en los centros de aislamiento de contactos 592.

En tanto, en los centros de aislamiento para viajeros se mantienen bajo vigilancia 289 personas (40 han sido positivos a la enfermedad desde abril).

“Si no hubiésemos tenido estos centros, fueran personas que estuvieran transmitiendo la enfermedad. La efectividad del modelo de enfrentamiento cubano ha sido innegable y aunque no se detectan todas las fuentes de infección se trabaja para ello”, valoró.

De acuerdo con el titular del Minsap, 91 personas permanecen en vigilancia por la atención primaria de salud.

Atendiendo al sexo, se comporta con un discreto predominio de casos en hombres, con el 50,4%, en tanto las mujeres aportan el 49,6%. La tasa de incidencia es de 20,5 por 100 000 habitantes.

La epidemia en el país mantiene un patrón de casos graves que alcanza el 7,1%, y de los confirmados, han estado críticos 2,9%.

Más adelante recordó que han fallecido 85 personas para una letalidad que ha seguido disminuyendo, en los últimos 30 días, la letalidad es de 0,93% (tres fallecidos contra 322 casos).

Lo anterior “tiene que ver con todas las medidas de prevención, la vigilancia y la pesquisa activa, así como los aportes de la ciencia, la industria médico farmacéutica y los tratamientos vinculados a los protocolos cubanos”, significó.

En cuanto a la edades, Portal Miranda explicó que no presentan una variación significativa. Del total de los casos graves, el 65,6% es mayor de 60 años, y el 26,5% mayores de 80 años.

El 81,1% de los fallecidos (85 personas) ha tenido más de 60 años, de los cuales, más del 40% superaban los 80 años.

“La familia debe entender que con las personas de 60 años o más se precisa una atención con mayor inmediatez ante cualquier síntoma”, dijo.

El ministro comentó que ya se han recuperado y han sido dados de alta 2 180 pacientes confirmados y dos evacuados (93,8% recuperados).

De los 58 confirmados ingresados, 57 mantienen una evolución estable y se reporta una paciente crítica, “con la cual se ha estado trabajando, pero mantiene una situación muy compleja”.

En otro momento de su comparecencia, el doctor reconoció “la fortaleza del sistema de salud cubano, a pesar de las insatisfacciones, así como el papel que han jugado el médico y la enfermera de la familia y los estudiantes”.

Portal Miranda aseguró que la cifra de los 42 casos extranjeros confirmados no se ha incrementado, y “ha seguido disminuyendo aquellos a los que no se les ha encontrado la fuente de infección”.

De igual manera se refirió a las personas asintomáticas, del total de confirmados en el país, el 54% lo ha sido, mientras que en los últimos 15 días, el 78% de los pacientes tampoco ha presentado síntomas.

“Esto habla de la oportunidad con que lo estamos identificando para poder trabajar y evitar que se generen focos de transmisión”, comentó el ministro. Insistió en que se trata de una variable extremadamente compleja y en el que la vigilancia es fundamental.

Sobre curvas y pronósticos (+ Gráficos)

Al comentar sobre los modelos matemáticos construidos para el país, el ministro especificó que aún cuando se definieron los escenarios favorable, medio y crítico, “siempre logramos estar en el más favorable”.

Como se ha informado, 14 provincias y el municipio especial Isla de la Juventud se encuentran en la fase uno de la primera etapa de recuperación, “y La Habana muy pronto podrá entrar, por todos los esfuerzos que se están haciendo, lo que se definirá en el Grupo Temporal Nacional”.

“Creo que la capital ha venido dando pasos sólidos en el control de la epidemia, y así lo demuestran las cifras”, apuntó Portal Miranda.

“Ya nos pegamos de nuevo al escenario más favorable y, en el caso de La Habana, se está por debajo del pronóstico, pero se tendrá que seguir trabajando muy duro en la capital en las pesquisas. Sigue siendo determinante alejar la confianza de nuestras maneras de hacer en los más diversos escenarios.

“No podemos permitir que el actuar irresponsable de unos pocos eche por tierra el trabajo que de manera exitosa se ha realizado en estos complejos meses de enfrentamiento a la COVID-19”, apuntó.

COVID-19 en Cuba: Confirmados por semanas.
COVID-19 en Cuba: Confirmados por semanas.
COVID-19 en Cuba: Confirmados por días.
COVID-19 en Cuba: Confirmados por días.

¿Cuál es la realidad de los últimos 15 días en el país?

En el período anterior, la tasa de incidencia era de 1.95, mientras que ahora es de 0.93. En los últimos 30 días, 11 provincias y el municipio especial Isla de la Juventud no han presentando casos. En los últimos 15 días, sólo se han diagnosticado casos en La Habana (101), Matanzas (2) y Mayabeque (1). “El riesgo de enfermar disminuyó de un período a otro en 52,3%”.

Agregó que aunque faltan dos días para el cierre de esta semana, existe una disminución marcada respecto a la anterior: 13 casos contra 64, en una semana disminuyó el 79,7% de pacientes. “Desde el 11 de marzo hasta hoy, esta ha sido la segunda mejor semana de todas”.

Dijo que aun cuando en abril se tuvieron días muy complejos vinculados a los eventos de transmisión local en La Habana y Matanzas, el comportamiento general de los últimos días ha sido a la disminución del número de casos, que prácticamente no han pasado de cuatro confirmados.

El ministro recordó que hasta el momento se han producido en el país 45 eventos de transmisión local, de los cuales han sido cerrados 43. El último en concluir fue el de Turiguanó, en Morón, Ciego de Ávila.

Se mantienen activos solo dos eventos en La Habana, el de la Empresa Constructora #4 de La Lisa, “que debe cerrar el próximo 28 de junio, pues no ha dado más casos”, y el de Centro Habana, que “ demorará más a partir de los últimos confirmados que tuvo”.

“No le vamos a coger miedo a abrir eventos cuando hayan casos, y trabajaremos a partir de nuestra experiencia. Abrir un evento no significa retroceso; ante la aparición lo abrimos, lo cerramos y seguimos avanzado”, comentó.

Explicó que, por tanto, será necesario mantener un grupo de medidas epidemiológicas durante esta etapa con la cual comienza la recuperación.

El sistema nacional de salud ha estado trabajando para la etapa de recuperación

En otro momento de la Mesa Redonda, Portal Miranda explicó que Cuba comenzó a prepararse en todos los ámbitos para encarar la COVID-19, desde que se supo que podía constituir una amenaza real. “Enfrentar la epidemia fue una prioridad para el Gobierno cubano y el Partido desde el primer momento”.

Subrayó que como parte de los organismos, el sistema nacional de salud también se preparó y ha estado trabajando para esta etapa de recuperación.

De igual manera, destacó la unión entre todos los sectores para el abordaje a esta epidemia, en el diseño de protocolos y medidas generales y específicas.

El plan de medidas para la primera etapa de la recuperación está concebida en tres fases, con el objetivo de que transcurra como un proceso gradual.

Regresar a la normalidad en la vida del país, cumpliendo todas las medidas

En otro momento de su intervención, el titular cubano de Salud Pública se refirió a la etapa de recuperación, cuyo primer objetivo será regresar a la normalidad en la vida del país, de manera gradual y asimétrica.

“Podían pasar varias provincias o municipios a diferentes fases a partir de sus condiciones epidemiológicas; no necesariamente todo el país”, especificó.

También constituye una prioridad evitar nuevos brotes de la COVID-19. “Es la gran batalla en la cual deberíamos estar todos, y desarrollar las capacidades para su enfrentamiento, así como la reducción de riesgos y vulnerabilidades”.

El ministro mencionó además los cinco indicadores sanitarios para la transición a la primera etapa de la recuperación.

  1. Tasa de incidencia
  2. Índice reproductivo
  3. Casos activos
  4. Número de casos positivos con fuente de infección conocida en los últimos 15 días
  5. Eventos de transmisión local

“Cuando se habla de tasa de incidencia es el número de casos nuevos, dividido por el número de la población en expuesta o en riesgo de contraer la enfermedad, en un lugar y un período específico”, explicó.

“Nos hemos propuesto como indicador para cambio de fase que la provincia tenga un comportamiento hacia la disminución, lo que se ha venido cumpliendo en el país de manera general”, afirmó.

“Nosotros queremos estar en cero, pero sabemos que es difícil lograrlo y vamos a seguir buscando siempre nuevos casos”.

Vea en vivo la Mesa Redonda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *